Un médico, el primer arrepentido de la Justicia Federal en Mar del Plata

José Fati reconoció haber firmado certificados irregulares de discapacidad para que el estudio Organización Previsional SRL tramitara jubilaciones por que habrían significado un estafa al Estado por al menos 100 millones de pesos. Aportó información con la que se habría confirmado la hipótesis de los investigadores.

Uno de los médicos detenidos por la megacausa que investiga irregularidades en la tramitación de jubilación por discapacidad que habría significado un fraude al Estado por al menos 100 millones de pesos acordó con la Justicia Federal y se trata del primer “arrepentido” en Mar del Plata.

El médico José Fati, quien se mantuvo prófugo durante meses hasta que fue detenido en enero de este año, reconoció haber firmado de manera irregular certificados de discapacidad mientras se desempeñaba en el Hospital Interzonal para que estos luego fueran utilizados por los miembors del estudio jurídico Organización Previsional SRL para que pudieran tramitar jubilaciones en Anses.

Fuentes judiciales consultadas por LA CAPITAL, explicaron que Fati admitió que recibía dinero por parte de los miembros del estudio jurídico para elevar los porcentajes de discapacidad de las personas y así pudieran calificar para obtener beneficios previsionales.

Fati realizó un acuerdo con el fiscal federal Nicolás Czizik y se comprometió a aportar información relevante para la causa. Estos datos aportados por el médico precesado, al ser de utilidad para la causa y para rebustecer la hipótesis del fiscal, le valió a Fati ser considerado como “arrepentido”.

Así se convirtió en el primer “arrepentido” de la Justicia Federal en Mar del Plata y, por sus aportes a la investigación tal como lo dicta la ley ingresó al programo de protección al testigo.

Si bien Fati continúa procesado, fue excarcelado y, eventualmente en el juicio, si hubiese una condena contra él sería reducida por su colaboración en la investigación.

Fati estuvo prófugo desde el 11 de octubre de 2018 hasta que fue detenido el 10 de enero de este año, por personal de Prefectura Naval que logró arrestarlo en un departamento de 14 de Julio y Rivadavia.

El médico está acusado de formar parte de la red de corrupción y estafa enquistada en el mundo previsional, con la activa participación de un estudio de abogados, médicos y demás gestores. Según la acusación de la fiscalía federal, Fati, mientras cumplía tareas en el Hospital Interzonal firmaba certificados de discapacidad para las personas que tramitaban sus jubilaciones con los otros imputados.

Por otra parte, paralelamente a los aportes de Fati se han registrados nuevas denuncias que amplían aún más el entremado de corrupción y fraude realizado por los principales sospechosos, los titulares del estudio jurídico Organización Previsional SRL, los abogados Rubén David Cagni, Conrado Suárez, Luis Miguel Iros y el asesor Roberto Luis Balbuena.