Juicio a la secta yogui: dos de los imputados dijeron que “todo fue una ficción” de la Fiscalía

La sentencia del Tribunal Oral Federal se conocerá el 23 de mayo, luego de que la principal acusada, Silvia Capossiello, pronuncie sus últimas palabras.

La última audiencia del juicio a la secta yogui liderada por el fallecido Eduardo Nicosia se celebró este lunes en el Tribunal Oral Federal, donde dos de los imputados cargaron contra la Fiscalía al decir que “todo fue una ficción”.

Ambos emitieron sus declaraciones desde el penal en el que están detenidos, a través del sistema de videocámara. Luis Antonio Fanesi señaló ante los jueces Fernando Machado Pelloni y Nicolás Toselli (también por videocámara) y Roberto Falcone (en forme presencial) que la investigación fue “una retórica”, aunque no desconoció la existencia del grupo de personas que vivía en el Hotel City.

“Todo esto fue una ficción de la fiscalía, una retórica sofista y kantiana. Yo no soy víctima ni victimario, era parte de la familia. Las víctimas son las que se quedaron sin trabajo en el hotel cuando lo cerraron”, mencionó.

Respecto de la acusación por el hallazgo de las armas de fuego en su poder, se declaró inocente: “Nunca toqué un arma en mi vida”, dijo, y agregó que “lo que dijeron las víctimas carece de sentido porque ni siquiera habían nacido”.

Por último, protestó y se preguntó, irónicamente: “Acá ya se murieron dos personas (por Nicosia y Fernando Velásquez). ¿Qué se pretende? ¿Que sigan muriendo personas?”.

Por su parte, el otro imputado, Sinecio de Jesús Coronado Acurero, admitió que tenía “nueve armas” aunque aclaró que era “legítimo usuario”. “Tres estaban a mi nombre”. En cuanto a la acusación sobre el delito de “trata de personas” del que se lo acusa, se alineó con la postura de Fanesi: “Todo esto fue armado por el Programa Nacional de Rescate y la Fiscalía. Yo sólo puedo decir que fundé una empresa en Venezuela y era miembro de la familia”, manifestó.

Antes de terminar, aludió a la situación de su detención, ya que al igual que los otros incriminados en la causa permanece bajo prisión preventiva desde hace más de tres años: “Todo esto, la prisión preventiva, es una condena disfrazada. He vivido una vida feliz. Agradezco a la vida todo lo que me ha dado”, concluyó.

En tanto, quien era la pareja de Nicosia, Silvia Capossiello -la más complicada en el debate- pronunciará sus últimas palabras el 23 de mayo, misma jornada en la que se conocerá la sentencia.

Vale recordar que en sus alegatos, los fiscales Celiz y Fioriti habían solicitado al tribunal que condene a la mujer a la pena de 40 años de prisión por considerarla coautora del delito de “trata con fines de explotación sexual y laboral agravado”, y del delito de hacer incierto y alterar la identidad de siete personas menores de 10 años, el que concurre idealmente con el delito de “falsedad ideológica de instrumento público”. También la acusaron de ser partícipe necesaria del delito de “abuso sexual agravado en reiteradas ocasiones de tres víctimas”, y como autora de los delitos “acopio de armas de fuego” y “resistencia a la autoridad”.

Para Coronado Acurero y Fanesi, pidieron 27 y 17 años de prisión por considerarlos culpables de ser partícipes primarios del delito de “trata de personas agravado”, y el último deberá responder también como autor del delito de “abuso sexual agravado”. En tanto, Fanesi está acusado por “resistencia a la autoridad”, y junto con Coronado Acurero, están acusados como partícipes primarios de la alteración de identidades y de acopio de armas y municiones, que fueron encontradas al momento de los allanamientos en la habitación principal del cuarto piso del Hotel City.

Por su parte, el defensor de los tres imputados, Martín Duarte, había solicitado la absolución de todos, a quienes consideró que también fueron víctimas del accionar de Nicosia, por lo que, según el abogado, estarían eximidos de las acusaciones por los delitos que pudieron haber cometido.

“No existió una averiguación de la verdad de los hechos, se desoyeron a las víctimas. El único que tomaba las decisiones era Nicosia“, expresó Duarte y también argumentó que el otro gran responsables de los delitos cometidos en la secta era el también fallecido Velázquez.

“Fallecieron los principales imputados, es claro que son hechos aberrantes que marcaron a dos generaciones. Muchos hechos se encuentran prescritos y otros ocurrieron en Venezuela”, remarcó el abogado defensor.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Coronavirus: CABA con probabilidad “alta” de transmisión y 9 provincias con riesgo “medio”

Trabajadores de Intesar recibieron vacunas antigripales enviadas por UOCRA