Una nena no tenía para comer, le pidió pan a su vecino y el hombre la violó

La víctima tiene nueve años y es miembro de una comunidad aborigen. El agresor fue detenido.

Un hombre fue detenido en la localidad de Santa Victoria Este de la provincia de Salta, después de que una nena aborigen de nueve años lo acusara de haberla violado cuando tocó la puerta de su casa para pedirle pan porque no tenía para comer.

La víctima, integrante de la comunidad chorote, fue pidiendo este fin de semana casa por casa hasta que llegó a la vivienda de Pedro Ruiz. El hombre la invitó a pasar y ella lo hizo, creyendo que iba a ayudarla. En cambio, le tapó la boca con un trapo y la llevó por la fuerza a una habitación, donde la sometió sexualmente.

La esposa del acusado, maestra de una escuela rural, fue quien la rescató al escucharla gritar. Es que en medio de su calvario, había podido sacarse la mordaza de la boca y pedir ayuda. La mujer golpeó al hombre para que la soltara y la chica salió corriendo.

La madre de la víctima hizo la denuncia el domingo y dos días después, con ayuda una intérprete de lengua chorote, pudieron tomarle declaración a la víctima y Ruiz fue imputado por los delitos de coacción y abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una menor de edad, miembro de la comunidad aborigen de Nueva Esperanza.

El caso generó una violenta reacción por parte de los integrantes de esa comunidad, que fueron hasta la casa del acusado con la intención de lincharlo. El hombre tuvo que ser hospitalizado por la agresión.