Por quinto año consecutivo, mujeres y disidentes sexuales de todas las edades se convocaron para visibilizar la situación que atraviesan. Aborto legal, seguro y gratuito también fue motivo de la convocatoria.

Una multitud de personas se movilizaron por las calles de Mar del Plata durante la tarde del lunes para repudiar la violencia de género bajo la consigna «Vivas, libres y desendeudadas nos queremos. Ni Una Menos».

Por quinta vez consecutiva, miles de mujeres y disidentes sexuales se manifestaron en diferentes puntos del país y volvieron a copar las calles. Mar del Plata no fue la excepción y con grandes carteles y pancartas cientos de personas se concentraron en el Monumento a San Martín, ubicado en Avenida Luro y Mitre, para exigir la erradicación de los femicidios y travesticidios y la implementación de políticas de estado, como también para reclamar por el aborto legal, seguro y gratuito.

La convocatoria estaba anunciada para las 15:30. Organizaciones estudiantiles, sociales, autoconvocados y familiares de víctimas de violencia de género comenzaron a llegar al punto de encuentro, que desde temprano ofrecía un acto central en el que disertaron diferentes exponentes del feminismo y, entre otros,  Guillermo, el padre de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años asesinada en octubre de 2016. También hubo algunas actividades, talleres e intervenciones artísticas que buscaban evidenciar la problemática que atraviesan las mujeres en la sociedad contemporánea. De a poco la marea de gente se tiñó de verde y violeta, los colores que representan la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito y al feminismo, respectivamente.

Cabe señalar que el pasado lunes se realizó una juntada de firmas para exigir la declaración de emergencia nacional en violencia de género, en la antesala de un proyecto que será presentado en los próximos días en el Congreso de la Nación. A nivel local, en 2016 la Municipalidad de General Pueyrredon estableció la emergencia en violencia de género y diversidad en el distrito, pero muchos de sus puntos son cuestionados. Asimismo, desde la Subsecretaría de Seguridad habían anunciado que en mayo llegarían 100 botones antipánico, pero aún no hay noticias.

Cerca de las 18 horas, la multitud comenzó a marchar por Luro hasta la Costa, para luego tomar Buenos Aires y allí doblar en Rivadavia hasta la Avenida Independencia y regresar nuevamente por Luro al punto de partida. Niñas, adolescentes, adultas y abuelas, sin importar orientación sexual ni religión se hicieron presentes y pusieron un grito en el cielo: «¡Ni Una Menos. Vivas nos queremos!».