Crece el número de contagios en la Unidad Penal 44 de Batán

A los internos los aislaron al lado del salón de visitas donde no tienen agua ni calefacción. Por la falta de personal no hay admisiones entre las diez de la noche y las diez de la mañana.

Más alá de las directivas que distintos sectores de la Justicia, especialmente desde la Defensoría Oficial y algunos Juzgados de Garantías, propusieron al comienzo de la pandemia para subsanar las limitaciones edilicias de la Unidad Penal 44 de Batán ante la aparición de casos, la confirmación de nuevos contagios entre la población y el personal penitenciario dejó a la vista la continuidad de esos problemas.

Durante el fin de semana se confirmaron dos nuevos casos en la población de esa Unidad y ambos pasaron del sector de buzón al espacio ubicado al lado del salón de visitas. “Ese lugar está cerrado con rejas, pero no tiene puertas, calefacción y no tienen acceso al suministro de agua, por lo que es imposible mantener las mínimas condiciones de limpieza”, confirmó una fuente que solicitó no ser identificada.

Ambos casos se confirmaron entre el sábado y el domingo luego de que los internos tuvieran tos y fiebre. “Uno tiene un cuadro previo de asma y estaba en el Pabellón B del área de máxima seguridad mientras que el otro vino del área de mediana seguridad donde está alojado desde mediados de agosto y están a la espera de otros tres resultados”, señalaron a 0223..

A partir de esa confirmación, los compañeros de celda –tres para cada uno de los internos- fueron aislados en el sector conocido como buzones. La capacidad máxima de ese sector es de diez personas, por lo que ante un crecimiento de contagios queda rápidamente desbordada. “Ahí van por espacio de dos semanas los internos que vuelven del hospital o aquellos que deben ser aislados de manera preventiva”, indicó.

La Unidad Penal 44 de Batán tiene una capacidad operativa de 410 internos, aunque en la actualidad hay 532 alojados, por lo que más de un centenar está durmiendo en el piso.  Los contagios confirmados el fin de semana son de internos que estaban en diferentes áreas y que no tuvieron contacto entre sí en ningún momento.

Luego de los primeros casos confirmados en el penal hace tres meses, esta última semana registró varios nuevos en distintos sectores. “Los contagios se dieron en la sub jefatura, dos en el área de depósito, uno en cercanías de la oficina del director, uno en el área de mediana seguridad y otro en el registro de internos”, indicó.

El área de registro es la que habilita los ingresos a la Unidad y por los casos registrados pasó de tener tres turnos a uno solo. A modo de paliativo se dispuso que los ingresos sean entre las diez de la mañana y las diez de la noche, por lo que si se producen aprehensiones durante la noche, la mayoría de las veces terminan en un patrullero hasta el traslado a Tribunales.

La falta de agua corriente no se da solamente en el lugar donde están los casos confirmados, sino que afecta a toda la Unidad porque volvió a romperse la bomba de agua que se arregló a comienzo de septiembre. El agua es suministrada por Obras Sanitarias a través de un camión cisterna, del barrio penitenciario o de la Unidad Penal 15.

“Hace 15 días la mayoría de la población no pudo ducharse, lavar la ropa, baldear las celdas o limpiar platos y ollas”, concluyó.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Parte actualizado: informan tres nuevos recuperados y el número de activos descendió a 113

Oficializan el nuevo Ahora 12, con tres meses de gracia antes de la primera de cuota