Chaco en vilo por una nena que desapareció hace diez días

Ofrecen 250 mil pesos por datos sobre su paradero. Tiene 13 años y un retraso madurativo. Creen que la contactaron por redes sociales y le dieron una cita. La policía no encontró rastros en la casa del principal sospechoso, que fue liberado. Hubo marchas pidiendo el esclarecimiento del hecho.
Todo Chaco busca a Angelina.

Angelina Cáceres tiene 13 años y salió de su casa en la tarde del 23 de diciembre diciendo que iba a la iglesia evangélica «Chaco es de Cristo» que frecuentaba su familia. No se preocuparon, porque quedaba cerca de su casa, en el barrio Juan Bautista Alberdi, de Resistencia.

Pero si bien los feligreses aseguran que es verdad que pasó por allí, sostienen que solamente se quedó unos minutos. Desde que salió, nunca más hubo noticias de su paradero. Angelina usaba un vestido largo negro con lunares blancos y sandalias.

Se sospechó en los primeros momentos de un individuo que se había contactado por internet con ella y le había dado una cita en la plaza Güiraldes. Sin embargo, se allanó su vivienda en la localidad de Laguna Limpia y no se encontraron rastros de Angelina. Por lo tanto, por el momento se lo dejó en libertad. Es posible que quien la citó haya usado su identidad.

El padre de la desaparecida, Daniel Cáceres, acompañado por organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres, se reunió con el secretario de Derechos Humanos de la provincia, Juan Carlos Goya, y consiguió que el gobierno provincial otorgue una recompensa de 250 mil pesos a quien proporcione datos sobre Angelina. Se teme que haya sido presa de una red de trata de personas con fines de explotación sexual.

El domingo, familiares, vecinos, amigos y maestros de la nena participaron de dos marchas reclamando la aparición de la chica y el accionar rápido de la justicia y las fuerzas de seguridad.

Según el papá de Angelina, su hija no tenía celular y solamente se conectaba por wifi dentro de su casa. «Es muy dulce y buena.Todos están muy tristes. Ella tiene un retraso madurativo y va a una escuela especial donde todos la quieren. Confiemos en que ahora, con la recompensa, aparezca alguna información sobre ella y vuelva a casa «.

Cáceres relata que cuando el 23, después de ayudar a preparar la ensalada de frutas que se iba a comer en Nochebuena, dijo que iba a la Iglesia, no sospecharon que podía haber tenido otro destino. «Nosotros les dimos a la fiscal y al comisario todas las computadoras para que investiguen todo», aseguran.

Aunque no miraba demasiada televisión, Angelina era fan de Mi hermano es un clon. Le gustaba usar tutoriales para hacerse trenzas y diferentes peinados en Youtube.

Se analizan seis perfiles de Facebook en la netbook de la nena. En la búsqueda en la zona donde vive, se utilizan perros, se distribuyen volantes y participan el departamento de Lucha contra la Trata de Personas, divisiones de los Bomberos e Investigaciones Complejas.