Juan tiene 63 años, vive en un viejo Jeep y desde hace algunos días está internado. Aguarda por la habilitación de una serie de estudios médicos mientras reclama la intervención de Desarrollo Social: «dejaron de entregarme bolsones de comida y perdieron un documento para que pueda retirar medicamentos de Hospital», contó.

Juan Moreira tiene 63 años y desde hace meses se encuentra en situación de calle. Junto a sus tres mascotas vive en un viejo Jeep que estacionó en una de las calles laterales del Cementerio Municipal. 

La buena voluntad y solidaridad de varios vecinos hace que Juan pueda vestirse, alimentarse y mantener a sus tres perros. Sin embargo, inconvenientes en su salud requirieron de su inmediata internación en el Hospital Municipal. Desde hace más de 48 horas se encuentra a la espera de un turno para poder realizarse una resonancia magnética en Mar del Plata que determine si su cuadro requiere o no de una intervención quirúrgica. 

En la habitación 108 del primer piso del centro asistencial, Moreira recibió a MinutoBalcarce y contó cómo vive su presente: «lo primero que quiero desde hace mucho tiempo es tener un trabajo pero hoy en día estoy esperando que me puedan hacer todos los estudios necesarios para que me operen si el médico lo indica», comenzó.

«Vivo en la calle porque no tengo otro lugar. Elegí un espacio con mucha paz donde puedo estar tranquilo con mis perros. Traté de buscar trabajo durante todo este tiempo, caminando más de ocho kilómetros por día, pero lamentablemente no he tenido suerte», agregó.

Moreira valoró que muchos vecinos de nuestro medio se fueron acercando y colaborando con él. Sin embargo relató que «fue difícil  y costó mucho tiempo porque al principio a la gente no le interesaba ver a una persona en mi situación. Muchos me miraban y seguían, pero otros me fueron conociendo y es el día de hoy que me siguen acompañando».

La ausencia del Estado
Moreira habló además acerca de la «falta de interés» que mostraron desde la Secretaría de Desarrollo Social para tenderle una mano. Según denunció desde el área dejaron de entregarle el bolsón de alimentos y «borraron» los datos personales que le permitían acceder a medicamentos en el Hospital: «hoy no tengo acceso porque no me entregan el papel que necesito», remarcó.

«Lamentablemente tenemos un Estado ausente. El único que se acercó fue «Rolo» Camino que en un principio me quiso dar una habitación para alquilar, cuando saben que no tengo para pagar ese alquiler», añadió.

Y explicó: «hace unos meses me dieron un lugar en el sector de boxes en el Autódromo Municipal, pero vivía en un espacio donde no tenía agua potable. Le hice el reclamo y estuvieron más de una semana sin llevar agua. No solo eso sino que además habitaba un espacio donde se llovían todos los techos y se inundaba la cocina y la habitación. Después de vivir esa situación me di cuenta que me estaban invitando a que me vaya», sostuvo. 

 

 

COMENTÁ