Violó y embarazó a la nieta discapacitada de su pareja, le robó el auto y se escapó

Pidieron la detención de Oscar Velásquez que huyó tras reconocer el hecho. La víctima ingresó con una infección al HIGA y ya se practicó la interrupción de embarazo prevista por ley.

Un aberrante caso de abuso intrafamiliar quedó al descubierto la semana pasada con el ingreso al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de una joven discapacitada de 23 años con un grave cuadro de infección y deshidratación y los análisis confirmaron que estaba embarazada. La pareja de la abuela de la víctima confesó el hecho, robó el auto de la familia y se dio a la fuga por lo que las autoridades judiciales ordenaron la detención del imputado.

Según la reconstrucción de los hechos que pudo hacer 0223 el jueves pasado ingresó a la fiscalía a cargo de Andrea Gómez una denuncia radicada en la Comisaría de la Mujer el abuso que una joven había sufrido en la ciudad de Batán. “La chica ingresó con un cuadro de deshidratación importante al HIGA, no había ingerido alimentos por más de dos semanas y los médicos confirmaron que estaba embarazada”, confirmaron las fuentes consultadas por este medio.

En el momento en que la familia de la chica –que presenta un retraso madurativo importante- fue a realizar la denuncia, la pareja de la abuela fue hasta la vivienda que compartían desde hace veinte años y desde la vereda dijo que el era el responsable de ese embarazo. El hombre –identificado como Oscar Velásquez- subió al automóvil de su pareja y escapó con rumbo desconocido.

Una vez que la denuncia llegó a la fiscalía 4 y en virtud de la situación denunciada, los funcionarios judiciales informaron lo sucedido a la Asesoría de Incapaces. Rápidamente se tomó intervención y tras el diálogo con la víctima y su madre se practicó el viernes 22 en el HIGA la interrupción voluntaria de embarazo conforme al protocolo del Ministerio de Salud. En el marco de la causa judicial se pusieron muestras al resguardo para la realización de un futuro cotejo de ADN. 

“Más allá del cuadro infeccioso original que presentaba la víctima, la intervención pudo realizarse sin inconvenientes y el estado de salud de la joven evoluciona favorablemente”, confirmaron las mismas fuentes.

Allegados a la investigación le confirmaron a este medio que la madre y la abuela de la joven ya declararon en Tribunales y confirmaron que durante la internación Velásquez enviaba mensajes de texto para convencerla de que no contara nada de lo sucedido. Esos elementos fueron incorporados al expediente y se sumaron al pedido de detención y secuestro del rodado que la fiscal Gómez presentó hace minutos a la Jueza de Garantías Rosa Frende en el marco de una causa por abuso sexual agravado con acceso carnal.