Violenta entradera “al voleo” en Parque Luro: amenazaron con una pistola a dos nenas de 10 años

Aprovechando la llegada de familiares a una vivienda de Pasteur al 700, dos sujetos armados se bajaron de un Peugeot 408 e ingresaron a punta de pistola. La rápida intervención de los vecinos hizo que los delincuentes se dieran a la fuga.

Cinco minutos de miedo y nerviosismo vivió una familia de Parque Luro, luego que un grupo de delincuentes ingresaron a su vivienda y a punta de pistola, se robaron dinero, celulares y una notebook. La rápida intervención de los vecinos, hizo que los malvivientes huyeran rápidamente del lugar.

El hecho ocurrió entre las 15-10 y las 15.15 de este sábado cuando en plena lluvia y aprovechando la llegada de familiares a una vivienda de Pasteur al 700, dos delincuentes se bajaron de un Peugeot 408 gris y amenazando a dos mujeres y a sus hijas de 10 años, se metieron en la casa.

En diálogo con 0223Gabriel, padre de una de las nenas amenazadas a punta de pistola en la entradera, agradeció la valiente intervención de un vecino y alertó que desde hace unos 6 meses  -fecha en que se mudaron su expareja y su hija al barrio- “hay robos en la zona”.

Según contó a este medio digital, mientras ocurría el robo, casualmente, uno de los familiares se quedó en su auto y sacó fotografías al vehículo –de alta gama- en el que estaban los delincuentes, de los cuales dos sujetos, se mantenían “de campana” en su interior.

La fugaz maniobra delictiva no fue percibida por un vecino, pero vio “movimientos extraños” y decidió ir a mirar, lo que motivó la rápida huida del Peugeot de la escena, que dejó a sus cómplices en el interior de la casa.

“Este muchacho vio que había quedado el portón mal cerrado y a los gritos, le preguntó a mi exmujer si `estaba bien´. Después me contaron que en ese momento, el delincuente, del otro lado del portón preparó el arma para disparar. Afortunadamente no pasó nada”, explicó Gabriel.

Ante el silencio de la dueña de casa, el vecino pidió a los gritos a que llamen a la policía, lo que motivó que los delincuentes, recogieran el botín y emprendieran la fuga. Nuevamente el Peugeot gris apareció y los cuatro ladrones escaparon con celulares, dinero en efectivo, una notebook y tarjetas de crédito.

“Al poco tiempo que mi hija y su mamá se mudaron a este barrio, hace 6 meses, una vecina  la llamó para alertarle que había unos chorros en su techo, intentando levantarle una teja para entrar. Hace poco también nos enteramos que le robaron a una mujer una cartera a dos cuadras. Ahora está interviniendo la séptima, que tiene la foto y la patente del auto que nos robó. Esperemos que puedan hacer algo”, expresó el hombre.