“Vi volar por el aire los cuerpos y le grité a Sasso que había matado a mis amigos”

Jonatan Ovejero, amigo de Lucía Bernaola, describió cómo fue el momento en que Federico Sasso atropelló al grupo de jóvenes que caminaban por la costa. Y otro de los chicos dio una versión del hecho muy similar.

Lloraron casi todos. A excepción de los jueces, el fiscal, los abogados de las partes, el imputado y sus dos allegadas, no hubo en el público quien no se conmoviera. Incluidos los colaboradores del tribunal. “Vi volar por el aire los cuerpos y le grité a Sasso que había matado a mis amigos”, dijo, quebrado, Jonatan Ovejero, el primero de los testigos que este miércoles declararon durante la segunda jornada del juicio por el caso Lucía Bernaola.

El joven se puso a llorar sin parar. No podían contenerlo. Agua, carilinas y hasta una palmada le dieron, pero no hubo manera de que su exposición se diera en condiciones normales y por eso, al cabo, terminaron por acortarla. La conmoción entre las aproximadamente 20 personas que se encontraban en la sala fue general. Antes de que eso sucediera, Ovejero alcanzó a relatar parte lo de la pesadilla que vivió en la madrugada del domingo 4 de junio de 2017, cuando su amiga fue atropellada por Federico Sasso y murió en Alberti y la costa.

“Fue un desastre. Esa noche fue un desastre: estaba en la costa con mi primo y ‘Luchi’… Habíamos estado todo el día juntos. Cuando ellos iban a irse les dije que los llevaba con el auto y me dijeron que no, que iban a caminar. A mí no me gustaba esa esquina, me quería ir. Y cuando me iba a subir al auto escuché el ruido, giré y vi los cuerpos volando por el aire”, explicó Ovejero ante los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro -quien reemplaza a Aldo Carnevale- que integran el Tribunal Oral N° 1, y el fiscal Rodolfo Moure.

Y agregó: “En ese momento fui corriendo y le grité al que manejaba, que era Sasso: ‘¿Qué hiciste, loco? ¡Me mataste a mis amigos!’ Él no decía nada”. Y rompió en llanto desconsolado. La escena fue desgarradora y conmovió al padre de la víctima, Walter Eloy Bernaola -ex delantero de Aldosivi-, quien presenciaba la audiencia. En tanto, la madre, Verónica Borelli, no se hallaba en el lugar.
En relación, en otro de los pasajes de la jornada de este miércoles se confirmó que finalmente no declarará como testigo. El abogado Maximiliano Orsini presentó un certificado médico y explicó que desistirá del testimonio de su representada, aduciendo que ella no está en condiciones psicológicas de afrontar ese momento.

Después de Ovejero, fue el turno de Julián Peralta, otro de los amigos de Lucía Bernaola, de presentarse ante el tribunal. El joven dio una versión muy similar al del otro miembro del grupo que se encontraba en la costa y Alberti cuando ocurrió el siniestro vial.

“Vi las piernas de mis amigos volar por arriba del auto. Pensé que estaban todos muertos, abajo del cantero. Vi a Lucía aplastada”, dijo el joven.