Unas 20 mil personas visitaron la Fragata Libertad en su paso por Mar del Plata

El buque escuela de la Armada partirá el lunes próximo hacia Puerto Belgrano, en la continuidad de un viaje en donde se le realizarán algunas reparaciones necesarias.

La nave insignia de la Armada recaló en Mar del Plata durante el fin de semana de carnaval y, como es costumbre, miles de marplatenses y turistas aprovecharon para recorrer el navío y conocer un poco de su historia.

Entre el viernes 1 y el martes 5 de marzo, 20.000 personas estuvieron a bordo de la fragata, en donde pudieron recorrer la cubierta, el puente, y escuchar las explicaciones que los miembros de la tripulación daban a su paso por las diferentes dependencias del buque. Este martes fue el último día en que se podía visitar la embarcación.

El buque escuela de la Armada partirá el lunes próximo hacia Puerto Belgrano, en la continuidad de un viaje en donde se le realizarán algunas reparaciones necesarias. Cabe mencionar que este año la Fragata Libertad no realizará su tradicional viaje, por lo que el año que viene partirá de travesía con las comisiones 2019 y 2020 a bordo.

El jefe de relaciones públicas de la Base Naval Mar del Plata, teniente de navío José Di Carli, comentó a 0223 que “la fragata, toque el puerto que toque, siempre es furor, y cuando hacemos la apertura al público tenemos una muy buena respuesta. La gente se lleva una idea de las dimensiones del barco y de las tareas que se desarrollan a bordo”.

La Fragata es un diseño íntegramente argentino que se empezó a trabajar en 1953, fue construida en Astilleros Río Santiago, en ese entonces AFNE (Astilleros y Fábricas Navales del Estado), botada en 1956 y puesta en servicio en 1963, luego de algunas modificaciones en el diseño original.

La Fragata Libertad ostenta hoy en día un récord logrado en 1966, cuando obtuvo la plusmarca mundial en cruzar a vela el océano Atlántico norte en 8 días y 12 horas, al mando del capitán de fragata Ricardo Guillermo Franke. El buque realizó el trayecto que se emprendió desde las 300 millas al sur de Cabo Race (Canadá) hasta la línea de Dublin/Liverpool, navegando un total de 2058 millas a una velocidad de 9,07 nudos, en un tiempo récord que hasta el día de hoy no fue batido.