Una joven fue devorada por tiburones frente a sus padres en Bahamas

Jordan Lindsey tenía 21 años. Su familia la describió como «dulce y gentil».

Una estudiante norteamericana de 21 años, Jordan Lindsey, fue atacada por un tiburón cuando nadaba en las Bahamas y, aunque fue hospitalizada, falleció por las heridas sufridas.

Jordan estudiaba Ciencias de la Comunicación en la Loyola Marymount University de Los Angeles. Su padres estaban en la playa y vieron cuando llegaba el tiburón. Aunque intentaron avisarle, ella estaba lejos y fue en vano.

Su familia, que la describió como «dulce y gentil», abrió una suscripción en la página GoFundMepara cubrir el costo de su funeral y repatriación a California.

La oficina de Turismo de las Bahamas expresó «sus más profundas condolencias a la familia de la víctima del ataque de tiburones el miércoles en las aguas de Rose Island».