Una casa de repostería reparte chocolate caliente y torta para los más necesitados

La encargada de «Ideas Cotillón y Repostería» impulsó la actividad para ayudar a las personas en situación de calle ante las bajas temperaturas. El miércoles entregaron más de 150 porciones.

El frío y las bajas temperaturas en Mar del Plata ya se cobraron la vida de Jorge Enrique Gómez en la solitaria noche del martes 2 de julio en San Martín y la costa. Ante la gran cantidad de personas que viven en situación de calle, muchas personas buscan aportar un granito de arena para colaborar con los más necesitados. Por ello, Paula decidió servir torta y chocolate caliente en la puerta de su local.

Paula es la encargada de «Ideas Cotillón y Repostería«. Junto con sus compañeros decidieron montar una mesa en la vereda del comercio, en Falucho 3266, para asistir a las personas en situación de calle. «La idea surgió porque queríamos hacer algo por la comunidad. Empezamos a ver que había muchas personas con nenes chiquitos viviendo en la calle y pensamos qué podíamos hacer desde nuestro rubro. Decidimos que la torta y el chocolate caliente era la mejor forma para ayudar a que la gente llegue con la panza llena y calentita al horario de la cena», explicó.

Ante la difusión de la noticia, muchas personas necesitadas se acercaron para buscar su porción. Si bien solo se hizo durante la tarde del miércoles y del jueves, Paula tiene pensado repetir la tarea en un futuro.»La gente se acerca y te lo agradece, es un lindo gesto que te llena el alma. Elegimos hacerlo de 17 a 18 horas para poder brindar realmente atención a cada persona y tener caliente el chocolate, sino es imposible mantenerlo caliente todo el día. La idea es seguir y hacerlo cada 15 días«, sostuvo.

Una de las experiencias que le quedó grabada a Paula fue una nena que se acercó con su madre y nunca había comido torta ni tomado chocolate. «Parecía que no comía hace tres días. Ella me dijo «¡que rico pan!» y su madre me aclaró que en su casa nunca tienen chocolate ni torta. Para ella era todo una novedad»

«Ayer vino gente y muchos volvieron hoy a buscar otra porción. Repartimos alrededor de 150 porciones. Lo importante es que le sirva a la gente. Siempre intentamos cooperar lo que más se pueda porque es un momento difícil. Estas cosas nos llenan el alma«, concluyó Paula.