Una adolescente fue asesinada de un balazo en la cabeza en Berazategui

La chica de 17 años volvía de un cumpleaños. Sospechan que puede tratarse de un ajuste de cuentas.

Berazategui amaneció teñido de sangre este domingo. Una adolescente de 17 años fue asesinada de un balazo en la cabeza cuando viajaba en una moto. Se investiga si la atacaron por un incidente de tránsito o si se trató de un ajuste de cuentas contra el hombre que la acompañaba.

El trágico episodio ocurrió alrededor de las 6 de la mañana del domingo en el paso a nivel de avenida Italia, cuando la víctima, identificada como Camila Belén Salazar, regresaba de un cumpleaños junto a tres amigos.

La adolescente iba en una moto como acompañante de un hombre de 45 años, mientras que en otro vehículo de ese tipo se trasladaba otro joven con una chica de 16.

Una de las hipótesis apunta a que la moto de Salazar realizó una mala maniobra en la calle, por la que desde un auto color gris le tocaron bocina, aunque no se llegó a producir una discusión. Más adelante, y al atravesar el paso a nivel, ese auto se colocó a la par de la moto y desde su interior dispararon. Una bala impactó en la cabeza Salazar.

Tras el ataque, los ocupantes del auto escaparon, mientras que la adolescente baleada fue trasladado al Hospital Evita Pueblo, donde los médicos constataron que presentaba pérdida de masa encefálica. La chica permaneció internada en muy grave estado durante varias horas y por la tarde murió a como consecuencia de las heridas.

La versión del incidente de tránsito no convence a los investigadores a raíz de ciertas «inconsistencias» en el relato de los tres amigos de la víctima. Y como el hombre de 45 años cuenta con antecedentes por delitos contra la propiedad y haberse fugado de una comisaría, los investigadores manejan como otra hipótesis la de un ajuste de cuentas hacia él.

La causa penal quedó a cargo de la fiscal Silvia Borrone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 4 de Berazategui, del Departamento Judicial Quilmes. La fiscal ya ordenó el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad de dos comercios ubicados en los alrededores, con la intención de poder determinar la secuencia del crimen.