Un preservativo y prendas de vestir con manchas hemáticas, las pruebas que comprobarían el abuso

Policía Científica halló pruebas que serían determinantes para el avance de la investigación. El ataque se habría producido en un terreno contiguo a la fiesta en la que se desarrolló la fiesta.


Luego del abuso denunciado por una adolescente de 16 años en el marco de una fiesta privada desarrollada en la zona del Autódromo Municipal, la Policía Científica logró recopilar una serie de pruebas que serían determinantes para el avance de la investigación.

Según información exclusiva a la que accedió MinutoBalcarce, el episodio habría transcurrido el pasado domingo entre las 4 y las 4:30 de la madrugada: “fue en medio de una ´previa´ a la que concurrieron alrededor de 200 jóvenes de entre 15 y 22 años. El común denominador fue el estado de ebriedad que presentaron la gran mayoría de los asistentes”, mencionaron ante la consulta de este medio.

La víctima habría sido abordada por el agresor (15) en un terreno contiguo al domicilio en el que se desarrolló el evento. Fuentes del caso explicaron que la adolescente fue hasta el lugar a partir del impedimento de los organizadores de la fiesta para utilizar los sanitarios.

Tras el ataque, la joven se trasladó caminando hasta su hogar, secuencia que quedó registrada por las cámaras del Centro de Monitoreo.

Fue desde la guardia del Hospital Municipal (a la que llegó acompañada por su madre) desde donde se le dio intervención a la Comisaría de la Mujer. Horas más tarde, la Policía Científica halló un preservativo usado con manchas de sangre en el lugar. Además, secuestró una remera de la víctima con manchas hemáticas.

Por estas horas, la Fiscalía de Menores tomará el caso. Mientras tanto, la causa fue caratulada como Abuso sexual con acceso carnal.