Un auto atropelló a un grupo de alumnos en China: hay al menos cinco nenes muertos

Otros 18 resultaron heridos. Los chicos cruzaban la calle delante de su escuela. El conductor fue detenido. Atención, las imágenes pueden herir tu sensibilidad.

Cinco nenes murieron y otras 18 personas resultaron heridas cuando un auto atropelló a un grupo de alumnos que cruzaba la calle delante de una escuela en el noreste de China, informaron los medios oficiales.

Los hechos se produjeron hacia el mediodía frente a una escuela primaria de la ciudad de Huludao, en la provincia de Liaoning.

Según las imágenes que difundió el diario oficial Global Times en las redes, un auto cambió bruscamente de carril y se llevó puesto a los chicos. Muchos de ellos quedaron tendidos en el suelo tras el impacto.

No está claro si fue un atropello intencionado o un accidente, pero el conductor fue detenido, según el canal estatal CCTV. Las autoridades calificaron el hecho de «grave accidente de tráfico».

Wang Mingkuan, cocinero en un restaurante de fideos cercano, dijo que cuando estaba preparando comidas cuando ocurrió el accidente. «Salí corriendo y vi alrededor de una docena de niños tendidos en el piso, algunos de ellos sangrando, todos de unos 7 u 8 años. Dos o tres no mostraban señales de vida», explicó Wang a The Associated Press.

El mes pasado, un hombre armado con un cuchillo estrelló un vehículo contra peatones en la ciudad oriental de Ningbo, matando a dos personas e hiriendo a 16 más.En septiembre, 11 personas perdieron la vida y 44 fueron hospitalizadas luego de que un hombre estrellara una camioneta contra la gente en una plaza en la provincia de Hunan, antes de salir del auto y atacar a las víctimas con una daga y una pala.

Las escuelas también fueron objeto de varios ataques letales. En abril pasado, un hombre apuñaló a siete nenes e hirió a otros doce a la salida de una escuela. En enero de 2017 un hombre hirió, también con un cuchillo de cocina, a 11 niños en un jardín en la región autónoma de Guangxi Zhuang (sur)

El motivo más habitual de los agresores es una enfermedad mental, la alienación de la sociedad y su deseo de vengarse.