Últimos días del juicio a Sasso por la muerte de Lucía Bernaola

El lunes será la última audiencia antes de los alegatos. Se espera que declare la madre del imputado, un perito de parte y hay expectativas con que Federico Sasso hable ante los jueces del Tribunal N° 1.

Federico Sasso enfrenta los últimos días del juicio en su contra por haber atropellado y matado a Lucía Bernaola (14) en junio de 2017 mientras conducía alcoholizado por la Costa y, ya sin que se ponga en duda su participación, la discusión se centra en la calificación legal, si se trató de un “homicidio culposo” o un “homicidio simple con dolo eventual”.

Este lunes, en el Tribunal N°1 se realizará la última audiencia previa a los alegatos en la que la madre de Sasso fue comentada para declarar y exponer en favor de su hijo.

Además, la defensa, a cargo de Facundo Capparelli convocó a un perito para que diera una explicación de las condiciones en las que ocurrieron los hechos. Cabe destacar que la semana pasada, peritos habían declarado que Sasso conducía a alta velocidad –unos 78 km/h– y que se encontraba alcoholizado al momento de chocar a Lucía Bernaola.

Al ser la última audiencia antes de los alegatos, hay expectativas de que Federico Sasso hable ante los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro como parte de la estretagia de la defensa.

“Entendemos que se acreditó el homicidio simple con dolo eventual, hay más elementos probatorios que en otros juicios que resultaron con condenas”, consideró el abogado querellante Maximiliano Orsini al ser consultado por LA CAPITAL.

“Valoramos los testimonios, principalmente los de los otros ocupantes del auto que manejaba Sasso que dijeron que iba ‘rápido’ y que le solicitaron que bajara la velocidad. Existieron alarmas previas que daban cuenta de la peligrosidad de la acción”, expresó Orsini.

El martes comenzarán los alegatos. Primero será el turno del Ministerio Público Fiscal, representado por Pablo Cistoldi y Rodolfo Moure, y luego de las querellas: Maximiliano Orsini (por la madre de Lucía), Marcelo Savioli Coll (por el padre) y Mauricio Varela (por los heridos).

Finamente cerrará la ronda de alegatos la defensa de Sasso, a cargo de Capparelli, quien considera que se trató de un “homicidio culposo”, lo que significa que no tuvo intención de matar.

La diferencia entre las dos figuras presentadas por las partes, “homicidio simple con dolo eventual” y “homicidio culposo”, reside en que la primera tiene una pena de 8 a 25 años de prisión, mientras que la segunda contempla sólo de 1 a 6.

El abogado querellante Maximiliano Orsini adelantó que, de haber una condena, independientemente de la calificación legal, solicitará que se revoque el arresto domiciliario del que goza Sasso y se ejecute la condena inmediatamente. Es decir, que quede detenido en una unidad penitenciaria.