Kicillof se aisló en Chapadmalal porque un colaborador tiene coronavirus

El gobernador había arribado a Mar del Plata el viernes a la noche tras una breve estadía en Balcarce. No tiene síntomas. También tuvieron que tomar recaudos otros miembros del gabinete.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, se encuentra aislado junto a su familia en la residencia de Chapadmalal debido a que un colaborador estrecho dio positivo en coronavirus. La noticia del contagio sorprendió al gobernador en Mar del Plata donde arribó el viernes a la noche, según difundió en sus redes sociales.

“Acabo de enterarme de que un colaborador dio Covid positivo. Aunque cumplimos los protocolos, quedamos aislados con mi familia por ser yo contacto estrecho. Cuando digo que la pandemia no terminó, me refiero precisamente a esto. Sigamos cuidándonos”, indicó el mandatario bonaerense en un mensaje publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Y agregó: “Ante los primeros síntomas, esta mañana, mi colaborador se realizó el hisopado y este dio positivo. La noticia me encuentra en el chalet de la gobernación de Chapadmalal, adonde viajé con mi familia ayer por la noche. Por el momento, ni mi familia ni yo hemos presentado síntomas”.

En la misma situación se encuentran el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco, el ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque y su par de Comunicación, Jésica Rey.

“Debido a que un colaborador de la Gobernación resultó con Covid-19 positivo, acabo de entrar en aislamiento preventivo, a pesar de no tener ningún síntoma. Nos tenemos que seguir cuidando, porque la pandemia no terminó ni mucho menos”, señaló a través de un mensaje publicado en Twitter por Bianco.

El viernes por la noche, Kicillof tuvo una breve estadía por Balcarce y Mar del Plata, previo a su destino final en Chapadmalal.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Si barbijos, ni distancia: video de una fiesta en el balneario 12 de Punta Mogotes

«Junta Médica», la elección de los fiscales para saber si hubo responsables en la muerte de Maradona