Tras estar 10 días en Cuba, Cristina Kirchner volvió al país

La ex presidenta había ido a visitar a su hija Florencia, que está realizando un tratamiento médico en La Habana.

La ex presidenta Cristina Kirchner volvió a la Argentina después de pasar 10 días en Cuba, en donde su hija Florencia Kirchner está realizando un tratamiento médico. La senadora de Unidad Ciudadana aterrizó este lunes a las 20.54 en el Aeropuerto de Ezeiza. La Justicia la había autorizado a viajar al exterior hasta el 30 de abril.

La ex mandataria ya había visitado Cuba entre el 14 y el 22 de marzo, oportunidad en la que informó que su hija se encontraba en la isla del Caribe por un cuadro de estrés postraumático. A su vez, los médicos cubanos detallaron que tiene síndrome purpúrico en estudio; polineuropatía sensitiva desmienilizante de etiología desconocida; amenorrea en estudio; bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada.

Aunque Cristina no tiene prohibido salir del país, sí debe notificar a los jueces y tribunales que la investigan en las diversas causas. Y en el caso de que alguno de ellos objete el pedido, no podría viajar.

El pasado 19 de abril, la senadora se había trasladado hasta Cuba, el mismo día de la muerte de su madre Ofelia Wilhem. Florencia había pedido a la Justicia extender su estadía en ese país por el tratamiento ambulatorio que está recibiendo. Ante la insistencia de los magistrados que la investigan por conocer más detalles del estado de su salud, su abogado Carlos Berardi presentó la historia clínica completa y el domicilio.

Antes de que aterrizara su vuelo, el juez Claudio Bonadio intimó a la editorial Sudamericana, la encargada de publicar su libro Sinceramente, para que le remitiera la copia del contrato que firmó la expresidenta.

En su pedido, el magistrado recordó que la exmandataria tiene una inhibición de bienes, por lo que deberá de «abstenerse de realizar pagos siendo que los mismos deberán ser puestos a disposición del juzgado». La empresa confirmó que recibió la comunicación judicial, aunque dijeron que no van a emitir ninguna opinión.