Tras el revés electoral, el kirchnerismo en Neuquén reiteró que «hubo muchas irregularidades»

El candidato de Unidad Ciudadana Ramón Rioseco atribuyó el triunfo de Gutiérrez a «la presencia territorial» de MPN en la provincia.

El candidato del kirchnerismo a la gobernación de Neuquén, Ramón Rioseco, reconoció el triunfode Omar Gutiérrez y dijo que la ventaja del Movimiento Popular Neuquino (MPN) se basó «en la presencia territorial» del partido oficialista local. Además, el frente opositor volvió a denunciar «irregularidades informáticas» durante la votación.

“Quiero felicitar al gobernador electo por el triunfo y a todos los candidatos que han participado, a (Horacio) Quiroga, a (Jorge) Sobisch y a todos», afirmó Rioseco, el postulante que contó con el respaldo de Cristina Kirchner.

«Quiero agradecerle a la militancia por el trabajo y el compromiso que han demostrado. El triunfo del MPN se debe básicamente a un factor determinante que es la extensión territorial, la presencia en el Neuquén profundo, en las intendencias”, sostuvo Rioseco.

«Hay que reconocer que el despliegue territorial y el aparato del Estado que tiene el MPN ha permitido este triunfo de Gutiérrez. Hicimos un seguimiento y teníamos números que nos daban ganadores pero bueno, hay lugares adonde no hemos llegado. Influyó también la división de la oposición», consideró.

Por su parte, Darío Martínez, su compañero de fórmula, reiteró que hubo problemas durante la votación. «La elección estuvo plagada de irregularidades informáticas, hay que ver que no vuelva a suceder, porque los neuquinos no nos merecemos esto», comentó.

Desde temprano, la coalición Unidad Ciudadana-Frente Neuquino reportó «irregularidades» en distintos puntos de votación. «Recibimos la información de distintos votantes de diferentes puntos de la provincia que cuando fueron a emitir su voto, la máquina no funcionó de acuerdo a como debería haber sido y comprobaron que el voto no era el que habían intentado emitir», afirmó Sergio Fernández Novoa, dirigente de la coalición.

Las autoridades judiciales salieron a desmentir más tarde cualquier anomalía en el proceso de votación. El presidente de la Junta Electoral de Neuquén, Germán Busamia, afirmó que «el comicio desarrolló con total normalidad» y apuntó que los problemas que surgieron hasta el momento «no tienen que ver con el sistema de votación».

Sin embargo explicó que «lo que ha pasado es que la gente que eligió, se dirige al presidente de mesa y se arrepiente del voto que emitió», aunque apuntó que «se van a analizar todos los casos».