La Policía local logró detener al agresor y descartó que se tratara de un ataque terrorista.

Un tiroteo sembró el pánico en la ciudad australiana de Darwin el martes en la noche. Un hombre recorrió las calles con su escopeta en mano y disparó a varias personas: cuatro murieron y dos se encuentran internadas estables tras resultar heridas.

El agresor primero atacó un hotel en Woolner antes de desplazarse a otros cuatro puntos de la ciudad, según informó la cadena de televisión australiana ABC.

La Policía local logró detener al hombre y descartó que se tratara de un ataque terrorista. De hecho, fue el primer ministro Scott Morrison quien desde Londres salió a asegurar que el incidente no estaba relacionado con el terrorismo.

“Es un acto terrible de violencia que, según me informan, ha cobrado la vida de cuatro personas», dijo Morrison en la capital de Reino Unido, donde participa de las conmemoraciones del Día D. “Nada indica que haya sido un acto terrorista”, enfatizó.

Dos personas heridas de bala se encontraban en el Royal Darwin Hospital y su estado era estable, dijo el Departamento de Salud en un comunicado.

La policía acudió a tres escenas de crimen en la ciudad tropical de 100.000 habitantes para investigar el caso, informó la ABC.

COMENTÁ