“Tenemos suficientes dosis de vacuna contra el carbunclo”

Desde la cartera agropecuaria bonaerense afirmaron que disponen de más de 17 millones de dosis, por lo que “no hay razón” para la preocupación de los productores.


foto08a_0
“Grano malo”. Buenos Aires fue la primera provincia en la que se hizo obligatoria esta vacuna.

El Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense aseguró que “no solo no hay faltantes sino que hay las dosis suficientes para vacunar contra el carbunclo” y que mientras el año pasado a esta altura del año se habían aprobado 16 millones de dosis, hoy se superaron los 17 millones y medio.
En el marco de la campaña de vacunación obligatoria contra el carbunclo que impulsa el Ministerio de Asuntos Agrarios, el subsecretario de Agricultura y Ganadería de la Provincia, Juan Angel Cruz, aseguró que “tenemos las dosis suficientes de esa cepa, e inclusive muchas más”.
Según explicó a DIB el funcionario “en territorio bonaerense hay más de 19 millones de cabezas de ganado bovino, de las cuales 12 millones serán susceptibles de ser vacunadas”.
“Son más de 17 millones las dosis aprobadas por Senasa y estimamos que a fin de año, en función de las cantidades presentadas y autorizadas, tendremos casi 23 millones, lo que refleja un aumento de, al menos, un 30 por ciento en relación al promedio de los últimos 3 años”, precisó.
Consultado sobre la preocupación de algunos productores de que haya faltante de la vacuna, Cruz señaló: “La preocupación surge porque se implementó de modo obligatorio la aplicación de la dosis y por eso el temor de que al crecer la demanda haya faltante, pero no hay ninguna razón para preocuparse”.
La decisión de reforzar la vacunación fue impulsada por el ministro Alejandro “Topo” Rodríguez en el marco de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (Coprosa), de la que participan distintas entidades como el INTA, el Colegio de Veterinarios y el Senasa, donde se analizaron distintos fundamentos que recomendaron establecer la medida.

Zoonosis
El carbunclo o “grano malo” es una zoonosis que afecta al ser humano y los más expuestos son los productores agropecuarios, veterinarios, peones rurales, operarios de frigoríficos y curtiembres.
El trabajo coordinado entre el Ministerio y el Senasa permitió optimizar los tiempos de autorización para la producción de vacunas “sin modificar la calidad de los análisis realizados”, poniendo rápidamente a disposición de la demanda la cantidad de dosis necesarias.
En cuanto a los pasos administrativos tendientes a registrar la vacunación, se explicó que “en la aplicación de la Resolución, desde la Provincia contemplamos la mayor cantidad de alternativas para que el productor pueda hacerlo de forma sencilla”. En ese sentido, los productores deberán acreditar un certificado firmado por un veterinario, la factura de compra de las vacunas o la realización en forma simultánea con la de fiebre aftosa. Buenos Aires fue la primera provincia en implementar la obligatoriedad de la vacuna contra el carbunclo, seguida ahora por Santa Fe.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Cyber Monday: los minoristas aumentaron ventas un 800%

Siete preventivas por intento de asalto al fiscal Stornelli