Sufría violencia de género y mató a su marido de 185 puñaladas

Fue en José C. Paz. Por el crimen también quedó detenida una de sus hijas, de 18 años.

Un hombre fue asesinado este sábado a puñaladas en su casa del partido bonaerense de José C. Paz. Por el crimen detuvieron a su esposa, que denunció que era víctima de violencia de género, y a una de sus hijas. Las primeras pericias revelaron que Alberto Elio Naiaretti, de 46 años, fue apuñalado 185 veces.

El hecho ocurrió en una casa de la calle 18 de octubre al 800, donde vivía Naiaretti junto a su esposa y sus hijas. La mujer, Paola Córdoba, de 38 años, declaró que sufría periódicamente violencia de género por parte de su marido y los investigadores creen que eso fue el desencadenante del crimen.

De las 185 puñaladas que detectaron los médicos forenses, 119 estaban agrupadas en la zona del tórax y el resto distribuidas en el abdomen, el cuello, la cabeza, los brazos y una en la espalda.

Los médicos de la Policía Científica de San Martín informaron también que la mayoría de la puñaladas eran superficiales, salvo cuatro que fueron profundas y afectaron el corazón y el pulmón izquierdo. Creen que estas últimas causaron la muerte del hombre, que se produjo por un “paro cardiorrespiratorio traumático secundario a una asfixia por broncoaspiración de sangre secundaria a heridas de arma blanca”.

Su mujer no fue la única detenida por el crimen. También fue arrestada una de las hijas del matrimonio, Paula Milagros Naiaretti, de 18 años. Ambas fueron indagadas y permanecen en prisión acusadas de “homicidio agravado por el vínculo”, delito que prevé prisión perpetua.

La fiscal González Bazzani dispuso que se preservara la escena del crimen, donde secuestraron dos cuchillos, que habrían sido utilizados para asesinar al hombre.

Las 185 puñaladas se suman a otros casos de ataques similares en la historia criminal argentina, como las 120 puñaladas con las que en 2000 las hermanas Silvina y Gabriela asesinaron a su padre Juan Carlos, en un aparente ritual satánico en Saavedra. O las 113 con las que el femicida Fabián Tablado asesinó a su novia Carolina Aló en 1996, en Tigre.