Su mujer estaba internada en un hospital de Lanús, la fue a visitar y abusó de una nena de 13 años

La amenazó con un cuchillo y la llevó a una zona en refacción, donde no había iluminación ni cámaras. Lo detuvieron.

El Hospital Evita de Lanús se convirtió en el escenario menos pensado para que una adolescente de 13 años, que estaba al cuidado de su abuela, fuera abusada sexualmente. El acusado tenía a su mujer internada y atacó a la víctima el domingo a la madrugada. Volvió al día siguiente a buscar a su esposa porque le daban el alta, y la policía lo estaba esperando.

La adolescente había bajado sola a la planta baja del centro de salud en busca de una bebida cuando se topó con el abusador. El agresor salía de visitar a su mujer y al ver a la chica la amenazó con un cuchillo y la llevó a una zona en refacción, donde abusó de ella.

También le quitó su celular y le anotó su propio número de teléfono, desde el cual siguió enviándole amenazas de muerte para ella y para su abuela aún después de haberla sometido. Esa fue la pista que siguieron los investigadores para lograr su identificación en menos de 24 horas.

Se trataba de Diego Candia, un vecino de la localidad de Monte Chingolo, que fue detenido el lunes a la tarde cuando volvió al hospital a buscar a su esposa. La causa quedó en manos del fiscal Javier Gramajo y fue caratulada como abuso sexual agravado.

En tanto, la tía de la víctima, Gabriela Ares, contó a El Diario Sur que la nena quedó internada con una «grave crisis nerviosa» después de lo que le ocurrió. Además, resaltó que en la zona donde la atacaron no hay cámaras ni iluminación.