Sospechan que la nena asesinada en Chaco estaba embarazada y sería el principal móvil del crimen

Los investigadores creen que Angelina se encontró con el único acusado para contárselo y él la mató. Fue estrangulada con una soga.

En medio de la conmoción por el femicidio de Angelina Cáceres en Chaco, el informe de los forenses introdujo una nueva hipótesis: la nena de 13 años estaba embarazada y se cree que se encontró con el detenido para contárselo y él la mató.

Angelina tenía 13 años y sufría un retraso madurativo. El 23 de diciembre pasado salió de su casa para ir a la Iglesia Evangélica a la que asistía habitualmente y después ya nadie volvió a verla.

De acuerdo a la investigación, Angelina solo estuvo unos minutos en el templo y después fue a encontrarse con el único sospechoso por el crimen. Se trata de Jorge Peralta, de 21 años, quien la habría llevado a un descampado a ocho cuadras de donde encontraron su cuerpo casi un mes después, y la habría estrangulado con una soga.

El Procurador Adjunto, Miguel Fonteina, señaló a Chaco Día por Día que las pericias sobre los celulares y elementos tecnológicos que se secuestraron fueron claves para el avance de la investigación.

“Justamente, ahí Angelina le comenta esta situación (de embarazo) a Peralta. Hay un montón de diálogos donde ella le expresaba esta situación y que después establece la reunión para juntarse el día 23. Es por eso que el fiscal habla de ese móvil”, detalló.

El funcionario indicó que el cuerpo pudo ser identificado por las piezas dentarias, por el estado de descomposición en el que se lo encontró, y sostuvo que murió ahorcada. “Pensé que la habían encontrado colgada en ese campo, pero no fue así. Murió mediante un mecanismo de estrangulamiento. Y esa soga se encontró entre los restos del cráneo”, indicó.

Las pruebas en contra de Peralta, principal sospechoso y único detenido en la causa, son contundentes. “Lo que nosotros estamos manejando desde el Ministerio Público con los fiscales es que las pruebas que tenemos son relevantes para realizar esta nueva imputación de homicidio calificado, que se le suma a las imputaciones que ya tenía Peralta por Grooming y abuso sexual. Acá no hay puntos grises”, sostuvo.

Sin embargo, los investigadores no descartan que otra persona haya participado del crimen. «Hay que verificar si alguna persona que está dentro del círculo de él u otros amigos y familiares tenían conocimiento y le otorgaron un soporte para cubrir o facilitar esto. Nunca podemos hablar en esta etapa de certezas, pero sí de una probabilidad muy cierta”, afirmó.