Silvina Batakis: de ministra fallida de Scioli en 2015 a jefa del Palacio de Hacienda

Batakis sostiene que el poder de la “mano invisible del mercado” es cada vez más fuerte e influyente en los países en desarrollo, que el Estado debe intervenir.

La fueguina Silvina Batakis, quien en 2015 había sido elegida por Daniel Scioli para que fuera su ministra de Economía pero no pudo ser por la derrota electoral, ahora llegará a jefa del Palacio de Hacienda impulsada por Cristina Kirchner, a quien admira.

Será la primera mujer en ocupar ese cargo en la historia argentina.

El presidente Alberto Fernández buscó nombrar a Marco Lavagna, pero la vicepresidenta se inclinó finalmente por Batakis, quien tendrá como principales desafíos bajar la inflación, estabilizar el tipo de cambio y empujar la reactivación económica.

Batakis sostiene que el poder de la “mano invisible del mercado” es cada vez más fuerte e influyente en los países en desarrollo.

Esta situación, consideró la economista, afecta más a países subdesarrollados como la Argentina, dado que los capitales financieros navegan por el mundo buscando “oportunidades de especulación”, pero viran hacia las economías centrales ante cualquier situación que motive la aversión al riesgo.

Según dijo, esto es en parte lo que sufrió la Argentina en 2018 cuando un par de eventos internacionales (como la suba de la tasa de interés estadounidense o la crisis turca) la impactaron con violencia y exacerbaron sus debilidad externa “producto de un vertiginoso endeudamiento en tan solo tres años”.

En el peronismo le reconocen a Batakis medidas que tuvieron impacto en materia tributaria cuando fue ministra bonaerense: por ejemplo, el impuesto a la herencia, celebrado por el economista francés Thomas Picketty en su encuentro con Cristina Fernández de Kirchner en 2015, y la Ley de Revalúo Rural que mejoró los ingresos de la provincia.

Sus allegados la señalan como una economista que podría aportar por su experiencia en la crisis del 2001, cuando fue parte del equipo bonaerense de Jorge Luis Remes Lenicov, antes de que éste asumiera como ministro de Economía en una de las peores hecatombes del país.

Según escribió la economista en su libro, se dirimen dos proyectos de país antagónicos e incompatibles: el que propone Juntos por el Cambio –un régimen de ajuste estructural conservador– y otro con soberanía económica e igualdad de posiciones para que cada uno pueda desplegar libremente sus capacidades.

“Lo que pasó con los fondos buitre en la Argentina es un ejemplo: es cada vez más difícil para un país enfrentarse en soledad a ese poder”, sostuvo.

Considera que los espacios políticos nacionales y populares tienen la necesidad de pensar en proyectos colectivos, con metas sociales y reconocimiento a las identidades colectivas, sobre la base de acuerdos fuertes entre el Estado, los empresarios y el sindicalismo que hoy no sabe cómo será el 70% de los trabajo dentro del 30 o 50 años.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Gimnastas locales se destacaron en el segundo provincial del año