Shell se suma a los aumentos de naftas y subirá 2,1% sus precios desde este martes

Las estaciones de servicio venderán el litro de súper a $43,91. Axion se adherirá en las próximas horas. YPF había incrementado sus valores 2,5% este lunes.

Otra compañía se suma a los aumentos de nafta que inauguró YPF este lunes. Se trata de Raizen, la empresa que opera las estaciones de servicio de Shell, que determinó un incremento de 2,1% en sus bocas de expendio a partir del martes.

De esta forma, los precios en las estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires comenzarán en $43,91 para el caso de la nafta súper. La variante V-Power pasará a tener un valor de $50,93. Respecto a las versiones diesel, el precio del litro será $42,96, mientras que la V-Power diesel costará $48,92.

Axion, por su parte, aplicará una suba que será, como mínimo, de 1% en naftas y del 0,5% en gasoil. El impacto final en los surtidores se conocerá en las próximas horas, pero podría acercarse al que estableció el domingo a última hora YPF.

Esa petrolera fue la que dio el puntapié en las últimas horas en remarcar sus precios. La compañía estatal aplicó una suba de 2,5% en los valores de sus naftas, por lo que vende el litro de súper a $43,71. En el gasoil el incremento fue de 1,75%.

Este incremento se da a pesar de que el Gobierno decidió dosificar el aumento de un impuesto a los combustibles para que el impacto en los surtidores sea menor. La Secretaría de Energía postergará una parte del aumento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y actualizará su valor un 3,9%, cuando el ajuste debería haber sido del 11,8% por litro, de acuerdo a la normativa vigente.

El impuesto a los combustibles se recauda de manera prácticamente automática cada vez que un conductor carga nafta o gasoil. La recaudación de este gravamen cobra mayor importancia este año en particular, ya que el Poder Ejecutivo necesita lograr el equilibrio fiscal comprometido con en el acuerdo firmado con el FMI.