Se tensa la paritaria en McCain: “los aumentos exigidos son imposibles de afrontar”

Desde la empresa comunicaron que desde el Sindicato de Trabajadores de Industrias de Alimentación iniciaron un paro parcial de actividades en la planta. Hablaron de reclamos “desproporcionados que ponen en riesgo más de 800 puestos de trabajo”.

A través de un comunicado, McCain advirtió que “a pesar de los esfuerzos extraordinarios de la empresa y del incremento salarial ofrecido”, el Sindicato de Trabajadores de Industrias de Alimentación inició un paro parcial de actividades en la planta.

En el escrito, desde la firma canadiense aseguraron que desde el gremio “continúan exigiendo mayores aumentos que, en medio de la crisis sanitaria actual, son imposibles de afrontar sin afectar la continuidad de la empresa y de los puestos de trabajo directos e indirectos que genera”.

A su vez, en el escrito advirtieron que “los representantes del Sindicato exigen un aumento anual del 45% (a hacerse efectivo antes del mes de diciembre 2020) o un 15% trimestral, en medio de una crisis global de la que la Argentina y McCain no se encuentran exentos” y agregaron que “de continuar con estos reclamos desproporcionados, el Sindicato pondría en peligro más de 800 puestos de trabajo de forma directa y afectaría a más de 3.000 familias de Balcarce en forma indirecta”.

“A pesar de acumular pérdidas por más de $1.200 millones en el ejercicio fiscal finalizado en junio de 2020, desde el día uno la compañía ha priorizado el cuidado de su gente ante la pandemia con estrictos protocolos; como así también a cuidar la economía de las familias de sus empleados y a mantener la continuidad de los puestos de trabajo, sin realizar ningún tipo de suspensión ni reducción salarial”, aseguraron en el comunicado.

Por otra parte, mencionaron que “en los últimos cinco meses, la planta estuvo operando al 40% de su capacidad a razón de una drástica caída en sus ventas en restaurantes, bares, patios de comida de shoppings y comidas rápidas, segmentos que representan más del 80% de la facturación de la empresa”. Y agregaron: “en la actualidad, el nivel de producción de la planta ha ido incrementado a los efectos de mitigar pérdidas propias y de nuestros productores de papa, con productos que inclusive tienen márgenes negativos. No obstante, este contexto no ha impedido que McCain continúe apostando al desarrollo del negocio ni a su compromiso con la comunidad local y con la del país”.

Ante este escenario, reconocieron en el escrito la asistencia del gobierno nacional a través del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), desde el mes de abril a la actualidad, que le permitió a la compañía “hacer frente con la totalidad del pago de los salarios en tiempo y forma”.

Incumplió arresto domiciliario y agredió a su ex pareja: lo detuvo la Policía

Por prevención, personal municipal trabaja con alternancias