Fue en las últimas horas. Obedece a un pedido de organismos de derechos humanos. Hay tres cámaras en la dependencia.

La guardia fue uno de los lugares elegidos.

Tras la denuncia civil que se efectuara el año pasado por presuntos apremios ilegales en medio de la detención de un delincuente, organismos de derechos humanos le solicitaron el Intendente la colocación de un sistema de videovigilancia en la Estación de Policía Comunal.

Con la intención de monitorear lo que pasa en el ingreso y el interior de la Comisaría, se instalaron recientemente tres cámaras apostadas en lugares estratégicos.

Más allá de que hasta el momento no fueron puestas en funcionamiento, ya se pueden observar colocadas en la entrada del edificio, como así también en la guardia y el pasillo que conduce a los calabozos. 

COMENTÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.