«Sasso era el dueño de la Comisaría»

Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, conectó directamente la investigación de asuntos internos en la EPC a la estadía de Federico Sasso en Balcarce: «Tenía todos los beneficios», dijo.

Verónica Borelli.

Según Verónica Borelli, la mamá de Lucía Bernaola, el desplazamiento del Comisario Matías Ortelli y otros seis efectivos de la Estación de Policía Comunal está directamente ligado a la denuncia que en persona realizara en noviembre del año pasado sobre las condiciones en las que se encontraba detenido Federico Sasso, el único imputado por la muerte de su hija.

Con los alejamientos consumados, Borelli volvió a cargar contra quienes conformaban la cúpula policial en Balcarce y ratificó la denuncia que efectuara ante Guillermo Berra y Cristian Ritondo hace menos de cuatro meses.

«La tarea investigativa en un primer momento la hicimos nosotros. Fue después de que un vecino me golpeara la puerta de mi casa y me contara los beneficios que tenía Sasso mientras estaba detenido en Balcarce», explicó.

Borelli dijo que llegó hasta Balcarce donde encontró «un montón de cosas» que presentó para evitar la prisión domiciliaria del detenido. Sin embargo, al momento de presentarse en la Cámara de Apelaciones «hicieron un bollo con el papel donde les contaba acerca de la convivencia de la Policía con Sasso«.

Para Borelli, la intervención de la Estación de Policía permitirá que la causa sobre la muerte de su hija progrese «de otra forma». En este sentido fue contundente y aseguró que «Federico Sasso mandaba en esa Comisaría, era el dueño». Y añadió: «Además de sus salidas transitorias, tenía todos los beneficios que quería y los presos que estaban con el gozaban de muchísimas licencias».

«Hay muchas irregularidades en esa Comisaría, más allá de Sasso, que van a salir a la luz. Lamentablemente la plata soluciona muchas cosas, más aún, teniendo una Justicia que es para ricos», cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.