Los 7 kilómetros que separan la localidad de la ruta provincial 55 ya se encuentran transitables.

Así luce el ingreso a San Agustín.

Pese a las inclemencias climáticas de las últimas horas, las tareas que se desarrollan en el ingreso a San Agustín pudieron avanzar hasta su tramo final.

Se trata, más precisamente, de los 7 kilómetros que unen a la localidad con la ruta provincial 55 y que son transitados diariamente por vecinos y gente de la zona que viaja rumbo a Miramar.

En este momento se está trabajando en el fresado del trayecto que atraviesa el mismo poblado hasta llegar a la curva que se encuentra en inmediaciones de las vías. La siguiente etapa incluirá trabajos de bacheo en el tramo que va hasta Mechongué.

Deja un comentario