Rodríguez: «nuestra vocación es de diálogo, queremos empezar las clases»

La Secretaria General de la FEB en Balcarce dijo que más allá de una serie de pedidos puntuales que se debatirán en la mesa de negociación, la clausula gatillo es «una de las principales condiciones».


La Secretaria General de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), María de los Ángeles Rodríguez, habló en la mañana de Radio Sube (101.5) a pocas horas de haberse desarrollado la primera reunión paritaria entre el gobierno de la provincia de Buenos Aires y los gremios docentes. 

Rodríguez dijo que más allá de una serie de pedidos puntuales que se debatirán en la mesa de negociación, la clausula gatillo es «una de las principales condiciones». En este sentido agregó que desde el gremio mantienen «la misma postura de diálogo de siempre» y subrayó que la intención es «no hacer paro, sino que todo lo contrario».

«Tenemos la esperanza de que el gobierno nos va a escuchar. La escuela pública debe ser la prioridad número uno para el Gobernador», agregó.

La dirigente pidió además que se «respete lo que estaba firmado para empezar a negociar desde cero» e hizo hincapié en «las cosas buenas» que se hicieron durante la anterior gestión: «el gobierno las debiera tener en cuenta y no las tendría que desechar».

Primer encuentro y balance
Con respecto a la cláusula gatillo, Baradel indicó que le plantearon al gobierno provincial “la necesidad de buscar un mecanismo que se llame cláusula gatillo o de cualquier otro modo, mediante el cual los docentes le ganemos a la inflación, y podamos recuperar el salario y el poder adquisitivo perdido”.

Por su parte, Miguel Ángel Díaz, Secretario general de Udocba, dijo que “los que hemos participado en esta reunión hemos vivido un clima de cordialidad que no hemos tenido nunca en los últimos cuatro años”. Cuando fue consultado acerca de la posibilidad de que comiencen o no las clases, tal como está previsto, en tres semanas, Díaz vaticinó que “todas las administraciones tuvieron la oportunidad de que inicien las clases en la primera paritaria luego de que asuman». Y recordó que en el año 2016, el gremio que él representa «rechazó la propuesta del gobierno de Vidal, que fue del 36 por ciento, porque sabíamos que la inflación iba a ser mayor. Sin embargo las clases empezaron igual y la gobernadora salió a decir que a ella no le hicimos paro”.