Robo, 40 tiros y un auto incendiado en Pilar: los custodios que sobrevivieron a la balacera dijeron que «les tiraron a matar»

Una banda de delincuentes sorprendió a un hombre que salía de un banco con 700 mil pesos y se enfrentaron a tiros contra dos efectivos de una empresa de seguridad.

Un comerciante chino, dueño de un supermercado, fue asaltado a la salida de un banco en Pilar. Los testigos del asalto fueron dos custodios de una empresa de seguridad privada, que fueron atacados dentro de un auto en el que sobrevivieron una ráfaga de al menos 40 disparos. «Nos tiraron a matar», señaló uno de ellos, antes de declarar en la fiscalía.

El hecho ocurrió esta tarde a metros de la sucursal del banco Santander Río ubicado a la altura del kilómetro 51 de colectora de Panamericana. Fuentes policiales informaron que cuatro delincuentes armados sorprendieron a un comerciante, de 47 años, que había retirado 700 mil pesos para pagar los salarios y cuentas de su negocio.

En ese momento, dos empleados de seguridad privada que estaba en un auto en la puerta del banco intentaron frenar el robo pero uno de los asaltantes disparó contra ellos con una ametralladora. «Nos tiró a matar. Apuntó a la cabeza. No tuvimos tiempo a responder el ataque, solo atinamos a agacharnos y a dar marcha atrás«, señaló uno de los custodios.

«Tiraron con una Uzi o un arma similar y escaparon con el dinero», detalló un vocero encargado de la investigación. A pesar de la balacera, ni los custodios ni el comerciante resultaron heridos. En tanto que los delincuentes escaparon a bordo del auto que luego apareció abandonado y quemado en Ambrosetti y ruta 8, a pocas cuadras del lugar del hecho.

Los investigadores analizaban las cámaras de seguridad del banco para tratar de identificar a los ladrones que siguen prófugos.