Los riesgos de «limpiar» las boletas

La llamada “Ley de transparencia en la facturación de servicios públicos esenciales” busca ser “aplicable” a todo el país. En los distritos calculan que la cobrabilidad de tasas podría disminuir en un 50%.

En Vaca Muerta, Macri pidió a los argentinos que ahorren energía.

El Presidente de la Nación anunció la presentación de un proyecto de ley a partir del cual, tanto provincias como municipios, deberán eliminar los impuestos en las boletas de los servicios públicos.

El proyecto de ley ya generó la crítica de propios y extraños porque intenta legislar sobre la facturación en los distritos. El Gobierno Nacional busca que las facturas estén «limpias», sin incluir impuestos por cargos fijos o municipales.

De prosperar la ley, el impacto político sería grande en distritos como Balcarce, donde las boletas de luz y agua llevan la carga de las tasas de alumbrado, barrido y limpieza, de fortalecimiento o la tasa para la salud.

«Hoy la ley permite cobrar las tasas como la de alumbrado en la tarifa de la luz. Si se aprueba esta nueva ley que proponen, eso ya no se podría cobrar de esa manera», explicó el Secretario de Hacienda, Francisco Ridao.

El funcionario cree que en caso de aprobarse la ley «el impacto político sería muy grande si se plantea de un día para otro». Por ese motivo, pidió ser convocado desde Nación y aclaró que «en caso de que se plantee su análisis en el sentido de colaboración, nos parece bueno que se haga».

«Cobrar las tasas con los servicios nos genera un alivio en la estructura municipal. Con esta nueva ley tendríamos que poner gente para cobrarle y hacer mucho hincapié en un mayor control. Además no hay que perder de vista que tenemos un presupuesto a medio ejecutar, y en caso de cambiar las reglas a mitad de año generaría un impacto muy importante», cerró.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.