Ricardo Echegaray irá a juicio oral por encubrir a Lázaro Báez

Fue acusado de cerrar la delegación de la AFIP de Bahía Blanca que investigaba al empresario por emitir facturas truchas.

El extitular de la AFIP, Ricardo Echegaray, irá a juicio oral por la causa de las facturas truchas de Lázaro Báez. Según la acusación del juez federal Sebastián Casanello, el exfuncionario protegió al empresario kirchnerista al ordenar el cierre de la regional de la DGI de Bahía Blanca que lo estaba investigando. Por esta maniobra, lo acusan de encubrimiento agravado.

Según el fallo, Echegaray obstruyó las fiscalizaciones del organismo sobre las empresas que proveían estas facturas apócrifas y beneficiaban a Austral Construcciones.

La Justicia acusó al extitular de la AFIP y al exjefe de la DGI, Ángel Toninelli, de haber disuelto en 2012 la Delegación de Bahía Blanca, que estaba investigando a Báez por esta evasión impositiva. Los controles lo trasladaron a la regional de Mar del Plata, en donde no avanzaron con las auditorias.

A su vez, Toninelli quedó en la mira por haber viajado ese mismo año, en noviembre, junto a su hijo en el avión privado de Báez desde Buenos Aires a Río Gallegos.

La Justicia remarcó en el fallo que los involucrados habían montado «estructuras societarias para defraudar al fisco en importantes sumas de dinero a través de las cuales se emitían facturas apócrifas cargando un precio ficticio a la obra pública, de lo cual se obtenía una amplia ventaja patrimonial ilegal, en desmedro de las arcas públicas». A continuación, «ese lucro indebido debía reingresar al sistema». De esta forma, para el juez, «se habría contado con la participación de quien debía velar por los intereses del Estado Nacional«.

Después de que el juez Casanello procesó a ambos exfuncionarios y la Cámara Federal ratificó esa medida, ahora se debe sortear un Tribunal Oral Federal para que intervenga en el juicio.