Reino entregó escrituras: «Saldamos una deuda histórica»

Fueron más de 250. El Jefe Comunal presidió la entrega en el gimnasio de la Escuela Secundaria Técnica Nº 1 “Lucas Kraglievich”.

Algunas familias llevaban 40 años aguardando la documentación de su vivienda.

El intendente municipal, Esteban Reino, encabezó esta noche el acto de entrega de 266 escrituras que se llevó a cabo el gimnasio de la Escuela Secundaria Técnica Nº 1 “Lucas Kraglievich”.

“Es un honor recibirlos para saldar una deuda histórica que tenía la provincia con todos ustedes”, aseguró Reino antes de comenzar con la entrega.

Reino le agradeció por el trabajo mancomunado a los delegados de la Escribanía General de Gobierno de la provincia de Buenos Aires,  Ana Rosa Borda y Leandro Morgante y al representante del Instituto de la Vivienda de la provincia de Buenos Aires, Martín Iessi, quienes acompañaron el acto.

Asimismo, hizo hincapié en la labor desarrollada a lo largo de un año por la Dirección de Regularización Dominial, a cargo del Dr. Gonzalo Scioli, dependiente de la Asesoría Legal, a cargo de Andrés Romera.

“Esto va a significar tener una seguridad jurídica que hasta acá no tenía. Hoy sí pueden decir que se cumple el sueño de la casa propia. Hoy se están normalizando una situación social y de familia que han padecido estos vecinos por más de treinta años”, expresó el Intendente.

Asimismo, adelantó que seguirá trabajando codo a codo con la gobernadora María Eugenia Vidal para que más vecinos puedan tener la tranquilidad de contar con la documentación correspondiente de sus viviendas.

Los beneficiarios corresponden de los barrios “Hipólito Yrigoyen”, “Alborada” y “Golden Project”. Entre los favorecidos también se encuentran vecinos de las localidades de Napaleofú, San Agustín y Villa Laguna “Brava”. El número asciende a un total de doscientas sesenta y seis escrituras. De ese total, se entregaron 78 escrituras y se tomaron firmas de escrituras de otras 188, o sea que los vecinos cumplieron con el último paso y ahora la documentación viaja a La Plata para “protocolizarla” y ya vuelve directamente en forma de escritura definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.