Qué es el pase sanitario y cómo funciona en el único municipio que ya lo tiene

El gobernador Axel Kicillof aseguró que se ampliarán las capacidades permitidas en bares, restaurantes y actividades que se desarrollen en lugares cerrados.

Tras el anuncio que realizó Axel Kicillof sobre los distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y cómo se ampliarán los aforos gracias a su pase a fase cuatro, el gobernador aclaró que, además, se sumará un porcentaje de vacunados. ¿Cómo se aplica este “pase sanitario” y quién será el responsable del control?

Con la flexibilización de las restricciones en la provincia de Buenos Aires gracias a la baja en los casos de Covid-19, Kicillof anunció la aplicación de una medida que ya se había implementado en la ciudad bonaerense de Chacabuco y que, recientemente, se impuso en Francia: la certificación de vacunas.

“Producto del avance de la campaña de vacunación, a partir de la semana que viene se ampliarán los aforos permitidos en actividades que se realizan en establecimientos cerrados y se sumará un adicional para la población que haya recibido la primera dosis, hace más de 21 días”, aseguró el gobernador bonaerense durante una conferencia de prensa en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno,

En ese sentido, esta medida que entrará en vigencia desde el 26 de julio, permitirá que tanto locales gastronómicos, como gimnasios y shoppings, entre otros, amplíen los aforos establecidos en el sistema de fases con “un 20% más de vacunados”.

De esta manera, los municipios que se encuentren en Fase 2, donde se suspenden las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados, y los locales gastronómicos solo pueden atender al aire libre, podrán contar con un aforo de hasta el 30%. Mientras que en la Fase 3, del 30% del aforo permitido se alcanzará el 50% y en la Fase 4 el salto será del 50% al 70%.

Para acceder a esta ampliación, los usuarios deberán certificar que recibieron, al menos, una dosis de la vacuna contra el Covid-19 hace 21 días y el comprobante es el carnet de vacunación que se entrega en los vacunatorios o las aplicaciones Buenos Aires Vacunate o Mi Argentina, donde figura la fecha en que se realizó la inmunización.

En cuanto al control, desde el gobierno bonaerense aclararon que la responsabilidad recaerá “en los locales y comerciantes, además de los Municipios” y que “si se pasa de un distrito a otro se debe respetar el aforo” establecido para cada localidad. “Es una forma de reconocer también a quienes han optado por vacunarse, ya que se protegen a sí mismos pero también cuidan a los demás”, destacó Kicillof.

 

Antecedente bonaerense

Bajo el nombre “Cuidar fuentes de trabajo, protocolo solidario COVID-19”, el partido de Chacabuco implementó un pasaporte sanitario que, al igual que anunció Axel Kicillof, permitió la ampliación de los aforos mientras se encontraba en fase 2.

“Nosotros lo usamos desde el 18 de junio y lo hicimos por ordenanza. Salió como una necesidad de dar respuesta a los comerciantes de distintos rubros que, por esta cuarentena extremadamente larga, se estaban fundiendo”, afirmó Víctor Aiola, intendente de Chacabuco.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Parte COVID: confirmaron 25 altas médicas y 20 nuevos contagios

Subió el precio de la carne en la góndola y bajó la producción