La población teme por este nuevo virus, pero los especialistas chinos aseguran que no hay posibilidad de que el hantavirus se expanda como el coronavirus Covid-19.


En medio de una lucha por controlar la pandemia por coronavirus Covid-19 que dejó muchísimas muertes, apareció en China un nuevo virus. La muerte repentina de un ciudadano chino por padecer hantavirus despertó preocupación en el país asiático.

El hombre que murió, viajaba en ómnibus hacia la provincia de Shandong, en el este de China, por motivos laborales. Durante el trayecto se comenzó a sentir mal. Lo llevaron a un hospital en Ningshan, en la provincia de Shannxi. Allí, el hombre recibió tratamiento, pero murió.

Esta nueva enfermedad viral despertó las alarmas en usuarios de redes sociales, por lo que los expertos de aquel país debieron explicar que el caso del hantavirus era diferente por varios motivos del del Covid-19.

En principio, el hantavirus no se suele transmitir de humano a humano. Quienes fungen como transmisores de esta patología son una especie particular de roedores.

Desde el Ministerio de Salud de la Argentina, indicaron: “Los hantavirus se transmiten fundamentalmente por inhalación de aerosoles cargados de partículas virales provenientes de las heces, orina y saliva de roedores infectados”.

Además, el contagio se produce con el contacto con el excremento o la orina de los roedores, a través de los ojos, la nariz o la boca. Otra vía es a través de un mordedura de estos animales.

Los pasajeros que viajaban en el ómnibus con el trabajador fallecido fueron sometidos a pruebas por coronavirus y a todos les dio negativo. Los resultados de las pruebas de hantavirus, están pendientes, pero es poco probable que tengan esta enfermedad, dijeron los especialistas.

“Es poco probable que el paciente haya infectado a sus compañeros de viaje, aunque se hayan sentado en el mismo autobús, ya que la infección no suele ocurrir entre personas. El hantavirus y Covid-19 normalmente no atacan a las personas al mismo tiempo”, dijo Yang Zhanqiu, virólogo de la Universidad de Wuhan.

El hantavirus es una enfermedad infecciosa viral aguda caracterizada principalmente por fiebre, generación de hemorragias y daño renal.

Los síntomas son fiebre, escalofríos, afectaciones gastrointestinales o dolores musculares. Luego, dificultad respiratoria e hipertensión. Se puede contraer y desarrollar hasta 42 días posteriores a la exposición.