Por una nueva agresión a un árbitro vuelven a suspender un partido del Torneo Oficial

Pablo Gajardo recibió un golpe por parte de un integrante del cuerpo técnico de Boca. Detuvo el partido y se retiró escoltado del estadio hasta la Estación de Policía, lugar en el que radicó la denuncia.

Por segundo fin de semana consecutivo un partido del Torneo Oficial de Fútbol de primera división fue suspendido a causa de la agresión que sufrió un árbitro. En esta oportunidad, Pablo Gajardo recibió un golpe en el rostro por parte del ayudante de campo de Boca Juniors, en el marco del encuentro que animaron el local y El Riojano.

Fuentes de la Liga Balcarceña de Fútbol confiaron a este medio que Gajardo se retiró escoltado del estadio de Boca hacia la Estación de Policía Comunal, lugar en el que radicó la denuncia correspondiente.

Ahora será el Tribunal de Disciplina quien el próximo jueves analice el informe del árbitro y emita una sanción que podría incluir la suspensión del integrante del cuerpo técnico de Boca y la quita de putos para el equipo.

Tras el conflicto, desde El Riojano emitieron un comunicado en el que expresaron: «son situaciones que no pueden ocurrir si todos tuviéramos un poco más de cordura y respeto. Todos somos responsables, dirigentes, jugadores y los árbitros. Pero lamentablemente así no podemos seguir».

En otro fragmento de la nota publicado en las redes sociales del club pidieron que se tomen sanciones a partir de la agresión, mencionaron que «en cualquier momento puede ocurrir una tragedia» y se lamentaron: «no puede un partido de fútbol poner en riesgo la integridad física o lo que es peor, la vida de los que concurrimos a la cancha».