Por qué el riesgo de hiperinflación crece en la Argentina

Uno de los flancos más débiles es el retraso cambiario, que se agudizó en julio a partir de una suba de los dólares financieros que ya ronda los 100 pesos.

Con escaso margen para realizar correcciones de fondo, el Gobierno cuenta cada vez con menos tiempo para convencer a los mercados de estar dispuesto a reducir el déficit fiscal en serio, antes que ceder a una depreciación del peso de alto calibre, que pueda disparar una hiperinflación.

El costo de vida apunta a un 7 por ciento en julio, lo que ubicaría a la Argentina en una inflación anualizada de tres dígitos.

Uno de los flancos más débiles es el retraso cambiario, que se agudizó en julio a partir de una suba de los dólares financieros que ya ronda los 100 pesos.

Ante ese escenario, el FMI podría aconsejar una devaluación para convalidar lo que el mercado ya parece haber convalidado de hecho.

Es que no sólo el dólar blue está en zona de 340 pesos, sino las cotizaciones financieras (MEP y CCL) utilizadas por las empresas y fondos de inversión para salir de los bonos de la deuda y dolarizar carteras.

De acuerto con especialistas, el FMI aguarda a Batakis con un pedido de ajuste en la cotización del dólar que aplaque la constante salida de reservas.

“Es un sacrificio sin sentido”, sostienen quienes consideran que una depreciación del peso tendería a estabilizar el frente financiero y a inducir a los productores agropecuarios a vender la soja que todavía está almacenada en silobolsas.

El FMI sostuvo en un documento reciente que el dólar en la Argentina está atrasado.

Al Fondo lo que más le interesa es que la Argentina acelere la acumulación de reservas, y las alarmas sonaron en el organismo cuando el BCRA informó que esa variable clave había caído por debajo de los US$ 40.000 millones.

Una de las metas más complicadas de cumplir es acumular reservas por unos US$ 6.000 millones, cuando la brecha cambiaria ronda el 160%.

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, quien se acercó en las últimas semanas a la vicepresidenta Cristina Kirchner, rechaza una devaluación de alto calibre y sostiene que en septiembre el escenario se normalizará.

El problema -dicen economistas- es que para septiembre la divisa norteamericana podría alcanzar los 400 pesos, el valor que hizo famoso al legislador porteño Roberto García Moritán, quien había pronosticado que el dólar alcanzaría ese valor.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Diputados del FdT denuncian “acciones golpistas” y piden “responsabilidad” a la oposición

Un joven intentó abusar de su ex pareja y fue detenido por la Policía