Ponce y el gran presente de Alvarado: «Hay gente que daría la casa por el ascenso»

El lateral balcarceño se ilusiona con conseguir el pasaje a la B Nacional. “Nos merecemos que este tren llegue a la estación que queremos”, expresó.

Un gran nivel está mostrando Fernando Ponce en un Alvarado que no para de ganar. El elenco marplatense goleó como local a Deportivo Madryn por 4-2 y avanzó a la final del Reducido del Torneo Federal A, donde se medirá en el cruce decisivo por el segundo ascenso a la Primera B Nacional frente a San Jorge de Tucumán.

En la ida, el Torito había rescatado un empate sin goles en su visita a Puerto Madryn, Chubut. En la vuelta lo destrabó fácil y está cada vez más cerca.

«Se dieron cosas que no se nos dieron durante el transcurso del torneo. El gol tempranero y ampliar la diferencia enseguida nos simplificó todo. Nos había tocado llegar mucho y no ser eficaces. Ayer llegamos 3-0 arriba al entretiempo. A nosotros lo que mejor nos sienta es tener la pelota. Pero cuando vas y no entra, te empezás a exponer en el fondo. Y si conseguís un gol nada más -por ahí inconscientemente-, te retrasás para defenderlo y nos ha pasado más de una vez que nos empataran sobre la hora por ese motivo«, expresó en diálogo con La Capital.

«Miré otra vez el partido y cuando recibía un jugador de Madryn había dos o tres nuestros muy cerca. Se presionó alto, se manejó la pelota y, cuando fue necesario, le pegamos para arriba y lejos. Creo que hicimos un partido muy inteligente«, agregó.

federal aº

Sobre el público de Alvarado, que se convocó en gran medida el último fin de semana, Ponce manifestó que «la gente acompaña todo el año, siempre lo remarco. No me sorprende nada del cariño de la gente. Me tocó ver desplegar el telón, viví varias cosas muy lindas. Pero esta vez disfruté mucho. Fuimos más locales que nunca».

En cuanto a lo que se viene, el balcarceño se mostró cauto y con ganas de jugar la gran final. «Yo no sufro de nervios ni de ansiedad. Escucho cosas, pero me mantengo al margen del boca en boca. Después del partido hablaba con “Trapito” Ceballos y coincidíamos en que por el torneo, por el sacrificio, por las críticas que recibimos cuando las cosas no se nos daban en el octogonal, nos merecemos que este tren llegue a la estación que todos queremos. Escucho que ese equipo de 1992 había hecho todo bien…Yo no quiero que cuando mi nombre se escuche en Mar del Plata se relacione a un equipo que pudo haber llegado. Yo quiero el premio», señaló.

SU HISTORIA