Personas en situación de crisis: ¿Qué hacer y cómo actuar?

El área de Psicología del Hospital Municipal Felipe A. Fossati difundió un comunicado sobre la acciones y decisiones que deben tomarse en estos casos.

Desde el área de Psicología del Hospital Municipal Felipe A. Fossati se dio a conocer un escrito vinculado a qué hacer y cómo actuar frente a una persona que se encuentra en crisis.

A continuación, el comunicado completo:

En la interrelación del hombre con su medio es que se da el fenómeno psicológico que nos distingue como seres humanos. Cuando esta interrelación es adecuada, el desarrollo del psiquismo se da dentro de los patrones de la normalidad, se disfruta de salud mental. En esta relación participan la familia, la escuela y otras instituciones sociales de la comunidad, pero está en gran parte determinada por las condiciones biológicas del individuo.

En la vida cotidiana pueden aparecer desequilibrios de esta relación y como consecuencia, se alteran las funciones psíquicas, lo que puede provocar trastornos mentales de variado tipo y enfermedades mentales diagnosticables.

Salud mental es el término amplio que implica las diferentes facetas del proceso salud enfermedad con sus aspectos sociales, que tanto influyen en el bienestar de la población. Para su mantenimiento se incluyen acciones encaminadas a la prevención, promoción, atención, tratamiento y rehabilitación.

En situaciones de crisis, de padecimiento se altera la relación del individuo con el entorno. Los factores del medio se vuelven sumamente agresivos, fuera del control del individuo y su comunidad desbordando la capacidad de respuesta de ambos; ello da como resultado, que los mecanismos de afrontamiento habituales sean incapaces de resolver la nueva situación y dan lugar a variadas respuestas, que afectan al individuo, su equilibrio emocional y pueden llegar hasta permanentes alteraciones del psiquismo y enfermedades mentales, además de posibles conductas de riesgo para si o para terceros.

Los factores de riesgo a tener en cuenta:

  • Grado de exclusión y aislamiento en que se encuentra la persona.
  • Factores relacionados directamente con la contención y sostén del grupo familiar, grado de comunicación, actividades compartidas y esto se acentuaría aun mas si hubiese dentro del grupo familiar un acontecimiento reciente o no de trauma.
  • Psicopatología (depresión, ansiedad, abuso de alcohol o drogas, trastornos incipientes de personalidad, trastorno psicótico, ludopatía entre otros).

Cómo reconocer los signos de riesgo:          

  • Aislamiento
    • Ideas negativas persistentes.
    • Dificultad para comer, dormir y trabajar
    • Desesperanza
    • Llanto inconsolable
    • Repentino cambio de conducta

Además hay que tener en cuenta, estar atentos, acercarse sin invadir, si la persona no accede a realizar un tratamiento no hay que obligarla. Seguir acompañando y dialogando, mientras uno mismo realiza una consulta con un profesional.

La intención ultima de esta comunicación es poder reflexionar como profesionales de la salud, como padres, como familia, como docentes, como trabajadores de la comunicación y fundamentalmente como ciudadanos comprometidos con la sociedad en la que vivimos el grado de compromiso que debemos asumir frente a tan importante problemática.

Ante cualquier consulta:

Servicio de Salud Mental del Hospital.

Atención en consultorios externos en el Hospital y Centros de Atención Primaria de Salud, CIC I y II.

Guardia pasiva de psicología las 24 horas (dirigirse a la guardia general del Hospital).