Penas condicionales e inhabilitación para los policías que no denunciaron el hallazgo de más de dos kilos de marihuana

Claudio Boriani y Leonardo Pinto Garandan recibieron penas de uno y dos años. La subinspectora María Baigorria fue absuelta del delito de omisión de promoción de la persecución penal.

El hallazgo de cinco ladrillos de marihuana en una playa cercana al Torreón del Monje, las dudas acerca del destino que se le dio a parte de ese material y el incumplimiento de diversas medidas que les correspondía realizar a tres policías de la sub comisaría Casino terminó poco más de dos años después con dos penas de ejecución condicional e inhabilitación y una absolución tras el juicio que se hizo en el Tribunal Oral en lo Criminal 3.

Los tres imputados que llegaron a juicio por los hechos registrados el 31 de diciembre de 2016 fueron el entonces segundo jefe de la dependencia Claudio Boriani, el jefe de calle de la dependencia Leonardo Pinto Garandan y la oficial de servicio María Baigorria.

Tal como lo planteó la investigación de la fiscalía de Delitos Económicos en su elevación a juicio el hallazgo de la droga en la playa estuvo a cargo de personal de la Policía Local que llegó a la playa y halló varios paquetes –algunos enteros y otros partidos- con lo que aparentaba ser droga en su interior. Los efectivos entregaron el material al personal de la sub comisaría Casino que arribó al lugar.

Boriani –que decidió no prestar declaración en el juicio- había señalado durante la investigación haber corroborado que la droga estaba podrida porque tenía mal olor y que arrojó los paquetes en un contenedor que estaba cerca de la dependencia. Para la fiscalía Pinto Garandan incumplió en sus deberes ya que no formalizó el acta ni avisó al fiscal competente del hallazgo de droga, mientras que acusó a Boriani y a Baigorria de haber incumplido su deber ya que luego de conocer que se secuestró material que podría ser droga no promovieron una investigación.

En su alegato final el fiscal Javier Pizzo le solicitó a los jueces Juan Manuel Sueyro, Fabián Riquert y Mariana Irianni una pena de tres años y ocho meses de prisión para el primer efectivo y dos años de inhabilitación para los otros dos.

En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 el Tribunal condenó a Leonardo Ariel Pinto Garandan a las penas de dos años de prisión de ejecución condicional y cuatro años de inhabilitación especial para el ejercicio de la función pública, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público; y a Claudio Adrián Boriani a las penas de un año de prisión de ejecución condicional y dos años de inhabilitación especial para el ejercicio de la función pública, por considerarlo autor penalmente responsable del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Por último, los magistrados decidieron absolver a María Helvecia Nélida Baigorria del delito de omisión de promoción de la persecución penal por el que fuera acusada.