Para evitar el paro de guardavidas dictarían la conciliación obligatoria

Luego del fracaso de la última audiencia, los guardavidas anunciaron un paro por tiempo indeterminado desde el sábado. Para evitar que las playas queden sin seguridad intervendría el ministerio de Trabajo.

Guardavidas manifestándose.

Mar del Plata atraviesa una temporada de verano repleta de dificultades. Tras destrabar el conflicto con los municipales y a la espera de que el clima comience a ayudar, este jueves se desató un nuevo frente de conflicto: los guardavidas anunciaron un paro por tiempo indeterminado a partir del sábado.

Con el objetivo de evitar que la medida de fuerza deje desprotegidas las playas de Mar del Plata el ministerio de Trabajo de la Nación con el apoyo de la cartera laboral provincial intervendrían y dictarían una conciliación obligatoria. Según pudo saber 0223, a lo largo de este viernes se adoptaría la medida que comenzaría a regir el sábado  a las 0 horas, por lo cual el paro de los guardavidas no se llegaría a concretar. Se extendería por 15 días hábiles y se prorrogaría por otros cinco días hábiles.

Por un lado, la Secretaría de Trabajo de Nación adoptaría la medida ante el paro anunciado para mañana por la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA) y el Sindicato de Guardavidas y Afines. El Ministerio de Trabajo haría lo mismo en el conflicto en las playas de Villa Gesell y acompañaría la medida si se pliegan los guardavidas municipales de Mar del Plata.

El objetivo es ofrecer un tiempo prudencial para que las partes avancen en  las negociaciones, pero fundamentalmente resguardar la seguridad e integridad de 230.000 turistas y de los marplatenses, que este fin de semana se acercarán a las playas para disfrutar de sus vacaciones y el tiempo libre.

La puja se da por la falta de acuerdo de los trabajadores con la Cámara de Balnearios. Los guardavidas reclaman una recomposición salarial del 40% y los empresarios ofrecieron un 32%, una distancia que resultó imposible de salvar, lo que motivó a los trabajadores a anunciar una medida de fuerza, que también incluía una movilización.

Las autoridades del Ministerio de Trabajo entendieron que este conflicto supondría un nuevo palo en la rueda para Mar del Plata en medio de una temporada que por el momento no está colmando todas las expectativas que se habían generado.