Pádel: Monfroglio y Ludueña, subcampeones en Rosario

Los deportistas locales tuvieron una destacada participación en el Master de Campeones.

Una más que meritoria labor cumplimentaron Mario Monfroglio y Francisco Ludueña en sus respectivas categorías en el Master de Campeones de Pádel que se llevó a cabo en Rosario, donde con sus respectivas duplas lograron ambos el subcampeonato, representando al Club Sportivo Trabajo.

Este certamen, que reunió una cifra superior a los 1.000 competidores procedentes de distintos puntos del país, fue organizado por la Asociación Santafesina de Pádel y fiscalizado por la Federación Argentina de Pádel, otorgando el pasaje a los campeones para la integración de los seleccionados nacionales que participarán de la Copa Internacional «Tres Naciones», a desarrollarse en Camboriú (Brasil) del 20 al 22 de abril.

En lo que hace a las actuaciones de los exponentes balcarceños, Mario Monfroglio formó binomio con el necochense Nicolás Rasmussen en la divisional Tercera. En la etapa de grupos perdieron contra Venini – De Pascual 5/7 0/6 y derrotaron a Muzaber – Gorelik 7/5 4/6 6/1, en tanto que en octavos superaron a Baumgartner – Traverso 7/6 6/4, en Cuartos a Pagella – García 6/7 6/1 6/4 , en Semis a Ratto – Saravia 7/6 2/6 6/4 y perdieron en la Final ante Salaro – Duarte 6/2 6/1.

Por su parte Francisco Ludueña tuvo como compañero al marplatense Lucas Gaggino en la categoría Cuarta. Comenzaron superando en la fase de grupos a Bivona – Borrasca 6/1 4/6 6/3 y a Pedemonte – Ricciardi 6/4 7/5, luego en Octavos vencieron a Inani – Ezpeleta 6/2 6/4, hicieron lo propio en Cuartos con Cignetti – Bauza por 6/3 6/4, con Rabellino – Guiffrey en Semis por 6/2 4/6 6/2 y cedieron en el partido definitorio ante Márquez – González por 7/5 6/3.

Una gran labor de ambos jugadores locales, quienes habían logrado el pasaje a este certamen en un clasificatorio que se disputó en Mar del Plata. Ahora con lo realizado en Rosario, tanto Monfroglio como Ludueña dejaron bien en alto el nivel de esta disciplina en Balcarce, trayéndose para la ciudad nada menos que dos subcampeonatos nacionales.