Otra prisión preventiva para Cristina Kirchner: Bonadio la procesó en la causa de gas licuado

La ex presidenta se encuentra en Cuba, acompañando a su hija con problemas de salud. El juez le amplió el embargo a mil millones de pesos.

El juez federal Claudio Bonadio procesó hoy con prisión preventiva a la ex presidenta y senadora Cristina Kirchner en la causa que investiga la importación con sobreprecios de buques con gas natural licuado (GNL) , informaron fuentes judiciales.

Se trata del octavo procesamiento que pesa sobre la expresidenta, que insiste en que es víctima de una persecución judicial y ya el pasado 25 de febrero declaró por escrito que «no existe un solo elemento de prueba» que la vincule «siquiera remotamente» con lo que se la acusa.

Bonadio amplió el embargo que ya tenía la senadora en la causa por los cuadernos de la corrupción a mil millones de pesos, porque se trata de investigaciones vinculadas. En esta ocasión la procesó por «cohecho pasivo, o defraudación contra la administración pública, por administración fraudulenta, ambos en calidad de coautora, los cuales concurren en forma real» con los cargos por los cuales ya se la procesó en «cuadernos».

La medida se tomó con prisión preventiva y Bonadio insistió en pedir el desafuero al Senado de la Nación. «Se hará efectivo cuando se apruebe su desafuero o bien cuando cesen sus fueros», sostuvo en la resolución de casi 400 páginas.

El juez también dispuso idéntica medida para el exministro de Planificación Julio De Vido y su segundo Roberto Baratta. Ambos habían sido liberados en esta causa hace exactamente un año por la Cámara Federal porteña, en una votación dividida. Para beneficiarlos la Cámara criticó también un peritaje, que ahora fue considero trucho por el juez federal Sebastián Ramos.

De hecho, el magistrado procesó el 8 de marzo último por falso testimonio al perito que realizó la pericia en la causa en la que se investigan sobreprecios en la importación de Gas Natural Licuado (GNL) durante el kirchnerismo. Se trata de David Cohen, quien fue acusado de haber aportado información falsa -e incluso plagiada- de trabajos universitarios al expediente por el que estuvieron detenidos De Vido y Baratta.

El juez Bonadio ya le había dictado la prisión preventiva a Cristina Kirchner en la causa que investiga el encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la mutua judía en 1994, medida que la Corte de Justicia confirmó el 7 de marzo último. La prisión preventiva en el caso de la senadora nacional no se concreta porque goza de fueros parlamentarios. También la había procesado con prisión preventiva en septiembre último en la causa de los cuadernos de las coimas.

La expresidenta se encuentra en Cuba, adonde viajó la semana pasada para acompañar a su hija que está llevando adelante un tratamiento por un problema de salud.