Nuevo revés para el Gobierno: no hubo acuerdo con los piqueteros y volverán a las calles

Las organizaciones volvieron a quedar disconformes tras la reunión con Desarrollo Social. Habrá otra marcha el jueves 14 y podrían acampar en Plaza de Mayo.

Las organizaciones piqueteras han sido el mayor escollo en las calles para Alberto Fernández durante su gestión. Con la CGT de aliada y con los paros generales congelados, los reclamos sociales al Presidente han pasado por los movimientos de izquierdas barriales y corrientes obreras del trabajo informal. En el undécimo intento por acercar posiciones, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, se reunió hoy con dirigentes y militantes de la Unidad Piquetera, una negociación que acabó con más diferencias que encuentros.

“Si lo que intentan es sacarnos de la calle ya han fracasado, el 14 (próximo jueves) vamos a estar en todo el país con miles de personas. Posiblemente acampemos en Plaza de Mayo”, manifestó en redes sociales Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero, que puso como prioritario un aumento de planes sociales atados a la inflación, la reapertura de los programas de trabajo del Estado y mayores partidas alimenticias a los comedores barriales. Además, apuntó con Cristina Kirchner: “El ataque de la vicepresidenta empoderó a jueces que persiguen a trabajadores y organizaciones sociales”.

Cristina causó sorpresa el pasado 20 de junio en un acto de la CTA, cuando pidió una reducción de los planes y cuestionó el funcionamiento de los fondos sociales en el interior de su propio Gobierno. “Con esta desocupación debería haber menos planes. El Estado nacional debe recuperar el control y la auditoría de los planes, que no pueden seguir tercerizadas”, dijo por entonces en un plenario del gremio en Avellaneda, cuyo impacto político fue inmediato y provocó criticas cruzadas.

Es que las declaraciones de la vicepresidenta no solo fueron apuntadas contras los movimientos piqueteros opositores, como es el Polo Obrero, también cayeron con pies de plomo a la interna en el Frente de Todos. En materia social, el Gobierno ha delegado el control de ciertos planes a líderes de organizaciones sociales cercanas a Alberto Fernández, como es el Movimiento Evita, de las más convocantes del país y enfrentada –en sintonía con el presidente– a CFK y La Cámpora.

Comentarios

Dejá un comentario

Loading…

0

Se cumplen 70 años de la victoria de Mercedes Benz en Le Mans con Fangio como protagonista

Batakis pone en marcha la licitación del Gasoducto Néstor Kirchner