«Nos sentimos estafados por el STM»

Enrique Carbonell y su hija Florencia recibieron este mediodía en su hogar a MinutoBalcarce.com.ar para hablar sobre el incidente ocurrido en el Hospital Subzonal Felipe A. Fossati.

Enrique y Florencia Carbonell.

En la jornada del pasado lunes se produjo en el centro asistencial una pelea que involucró a tres empleados del nosocomio y a una cuarta persona vinculada al Sindicato de Trabajadores Municipales.

El enfermero Enrique Carbonell, quien desarrolla sus labores en el área de los quirófanos, agredió físicamente en la zona de mantenimiento del Hospital Subzonal Felipe A. Fossati al secretario gremial del STM, Mario Santangelo, y al secretario del gremio, Gerardo Fernández. Posteriormente también se produjo un altercado con la secretaria administrativa y de finanzas, Xoana Martínez, en la guardia.

Este martes al mediodía, Enrique y su hija Florencia dialogaron con MinutoBalcarce.com.ar y contaron su versión sobre lo ocurrido. «Hace un tiempo mi hija pidió un crédito al gremio de $25.000 a pagar en 18 cuotas de $3500. Pero para que no se siguieran acumulando los intereses quisimos junto a mi esposa ayudarla a pagar por adelantado las cuotas que estaban pendientes», explicó el enfermero de 63 años y más de 30 al servicio del centro asistencial.

«Sin embargo, cuando Florencia concurría al sindicato para pedir la cancelación nos ponían trabas y nos daban vueltas para que no pudiéramos pagar el resto de las cuotas y que mi hija recuperara la totalidad de su sueldo. Así estuvimos durante dos meses», relató

Y continuó: «El último viernes me avisaron que ya estaba iniciado el trámite, pero no nos reconocían dos cuotas: nosotros habíamos pagado nueve y sólo figuraban siete. Por ello, el lunes pedí permiso para ausentarme de mi lugar de trabajo y poder acercarme hasta el sindicato, donde no se hallaba ninguno de los tres. Cuando regresé tuve un entredicho con Santangelo y minutos más tarde fue la pelea con Mario y Gerardo y, luego, con Xoana, a quien frené con el casco de la moto para que no me agrediera«.

A lo que agregó: «Después del incidente me sentía muy nervioso, tenía taquicardia y me dolía el pecho. Por eso antes de ir a hacer la denuncia en la Comisaría, me hice ver en la guardia».

El resumen de cuenta de Florencia fechado al 2 de marzo.

Consultada sobre la posibilidad de que haya represalias por parte del gremio, Florencia sostuvo: «No me interesa que nos expulsen del sindicato; al contrario, nos ahorraríamos cada uno $1000 por mes. En los últimos meses me descontaron $5000 del sueldo, cuando por ley no se puede más del 20% del total. Ellos fueron muy irrespetuosos conmigo; cada vez que iba al gremio me trataban de ‘estúpida’ y me daban vueltas».

Deja un comentario