No hubo acuerdo y se quebró Cambiemos en Córdoba: Mario Negri y Ramón Mestre van en listas separadas

Se cayó la interna del frente en la provincia por el enfrentamiento entre los radicales. Juez se postulará con boleta propia.

No hubo acuerdo entre los radicales de Córdoba y se quebró el frente Cambiemos en la provincia. De esta manera Mario Negri y Ramón Mestre competirán por listas separadas para la gobernación, al no poder acordar su participación en una interna para definir las candidaturas. Las diferencias estallaron con la decisión de Luis Juez de retirar su partido, el Frente Cívico, del espacio Cambiemos en la provincia mediterránea.

No hubo acuerdo entre los partidos cordobeses que integran Cambiemos, por lo que Negri (que llevará a Juez en su lista) y Mestre serán precandidatos a gobernador por separado. Lo mismo sucederá con la intendencia, donde Juez competirá directamente contra el radical Rodrigo de Loredo, en medio de una fuerte disputa dentro de la UCR local. Ninguno de los dos postulantes estuvo de acuerdo en dar un paso al costado.

El 18 de febrero fue el cierre de presentación de las listas de precandidatos para los cargos provinciales y municipales. Se presentaron la denominada ‘Llega el cambio’, con el binomio Mestre-Carlos Briner, y ‘Somos el Cambio’, que promueve la fórmula de Negri y el diputado Héctor Baldassi (PRO), de la que participa Juez como precandidato a intendente de la capital cordobesa.

Luego vinieron los cuestionamientos e impugnaciones y también el apoyo expresado por la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, a la precandidatura de Negri desde su cuenta en la red social Twitter, al darle al diputado su «más absoluto respaldo». En tanto que el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR Alfredo Cornejo se había pronunciado a favor de la realización de las primarias entre los dos precandidatos radicales.

«Fundamentalmente, si hay dos contendientes, se resuelve en una elección interna. Hay que hacer todos los esfuerzos para que esa elección interna esté», manifestó Cornejo, que adelantó que a Mestre y a Negri no les pediría que bajen sus candidaturas.