En Buenos Aires, la protesta fue del Congreso a Plaza de Mayo. Este año, se sumó el reclamo por la Emergencia Nacional de Violencia de Género.

La quinta marcha Ni Una Menos, que se hizo en varias ciudades del país, comenzó este lunes por la tarde con una concentración en el Congreso de la Nación y una movilización hacia Plaza de Mayo. Organizaciones sociales, feministas, políticas y estudiantiles reclamarán «el fin de las violencias sexistas y económicas» y la «legalización del aborto«. También se sumó el pedido para que se declare la Emergencia Nacional en Violencia de Género.

«En el momento de mayor precarización de nuestras vidas, por quinta vez, volvemos a gritar Ni Una Menos. Porque todos los días vemos cómo la violencia económica hace implosión en las casas y en los barrios, sobre nuestros cuerpos», sostuvo la consigna 2019 difundida desde la organización. La convocatoria fue en la esquina de Rivadavia y Callao, desde donde marcharon hacia Plaza de Mayo.

Según el informe anual de la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en 2018 hubo 278 víctimas víctimas de violencia de género (255 mujeres asesinadas, cuatro travesticidios y transfemicidios y 23 femicidios vinculados). En el 83 por ciento de los casos, existía un vínculo anterior entre víctima y victimario.

COMENTÁ